Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Sistema de Bicicletas Compartidas en Bogotá: claves para su éxito

Texto, Publicado el Domingo, 12 Septiembre 2021, en Noticias, Destacados

La Secretaría de Movilidad publicó los prepliegos de la licitación del Sistema de Bicicletas Compartidas de Bogotá que contará con al menos 2.030 bicicletas y 152 estaciones. La experiencia de la empresa privada que gane será fundamental para implementar un servicio eficiente y sostenible.

Imagen de la Secretaría de Movilidad de Bogotá

 

En diciembre se cumplen 13 años desde la expedición del Acuerdo 346 de 2008 que le dio luz verde a la implementación de un sistema de bicicletas públicas en Bogotá. Después de licitaciones desiertas, adjudicadas a operadores sin experiencia y de algunos planes piloto parece que por fin la ciudad contará con este servicio, que en ciudades como Medellín ya lleva 10 años en operación. 

La Secretaría de Movilidad anunció que los prepliegos estarán disponibles hasta el 15 de septiembre para observaciones de la comunidad y los posibles proponentes. “Este Sistema pretende traer múltiples beneficios a la ciudad en términos ambientales, de siniestralidad, en mejoras en los tiempos de viaje y en calidad de vida de todos los bogotanos porque permite la integración con el Sistema de Transporte Público”, afirma Juan Esteban Martínez, subsecretario de Política de Movilidad de Bogotá. 

En opinión del profesor de la Universidad Nacional de Colombia, Jesús David Acero, se espera que la ciudad y la administración hayan aprendido de las experiencias pasadas y aborden los temas que en anteriores oportunidades no quedaron resueltos. “Lo importante es que la licitación sea atractiva para los operadores. La experiencia en sistemas robustos de bicicletas públicas la tiene la empresa privada, se requiere músculo financiero para  sostenerla operativa, técnica, económica y jurídicamente”, sostiene. 

De acuerdo con el subsecretario Martínez, el Sistema de Bicicletas Compartidas contará con al menos 2.030 bicicletas disponibles en 152 estaciones ubicadas en las localidades de Usaquén, Chapinero, Barrios Unidos, Santa Fe y La Candelaria. (Lea el artículo: Bicicletas compartidas como sistema de transporte público urbano: análisis de políticas públicas en Colombia) 

El profesor Acero considera que como fase 1 de la implementación del sistema “está bien” dicha cantidad de bicicletas, sin embargo señala que es importante que la oferta crezca rápidamente “porque dos mil bicicletas es muy poco para la demanda que puede tener en una ciudad como Bogotá”. 

Lograr este crecimiento en el corto plazo y la sostenibilidad del sistema dependerá de la experiencia del operador que gane la licitación. “Eso es fundamental, pero para que lleguen los grandes operadores tiene que ser atractivo el negocio”, insiste el académico. 

La implementación de este servicio no va a requerir inversión por parte de la ciudad, será la empresa privada la que inyecte el capital y en contraprestación, el operador deberá pagarle en especie el valor equivalente por el uso del espacio público, a través de la compra, instalación y mantenimiento de cicloparqueaderos. 

El Distrito publicó la licitación para la implementación de un Sistema de Bicicletas Compartidas que sea sostenible económicamente a partir de las tarifas que cobre a sus usuarios y de los espacios publicitarios que ofrezca. 

El profesor Jesús David Acero considera que la llegada de las personas al sistema va a depender de las tarifas, para eso será necesario un estudio socioeconómico que sustente dicho valor. El secretario de Movilidad, Nicolás Estupiñan, afirma que la tarifa será competitiva y oscilará entre el valor del transporte público y el del taxi. “Queremos robustecer el concepto de la última milla, que las personas puedan complementar su viaje en transporte público o caminando con una bicicleta”, dice.  

El académico señaló que la clave para Bogotá es que el Sistema de Bicicletas Compartidas rápidamente se integre al Sistema de Transporte Público. “Con más de un millón de viajes diarios en bicicleta el objetivo no es promocionar su uso como medio de transporte, sino hacerlo parte del sistema y, a corto plazo, integrarlo tarifariamente”, puntualizó. 

La estructuración de la licitación contó con el apoyo de la Agencia Alemana de Cooperación Internacional (GIZ) y la organización C40 Cities Finance Facility. 

  • *220

    Escrito por Paola Medellín Aranguren

    Las opiniones contenidas en este artículo no expresan la posición institucional del Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional de Colombia.