Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Censo del Dane es un análisis sociológico, demográfico, espacial y territorial

Audio, Publicado el Jueves, 24 Octubre 2019, en Noticias, Destacados

Más que una encuesta para determinar cuántos habitantes tiene el país, el censo de población y vivienda del Dane es una herramienta para tomar mejores decisiones en términos de política pública.

Colombia tiene 48.258.494 habitantes, según el Censo 2018 / foto Nicolás Bojacá - Unimedios

 

Sobre esta consideración se basaron la profesora Nubia Ruiz de la Universidad Nacional de Colombia Sede Bogotá, y Jorge Bustamante, exdirector del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane), para analizar los resultados del Censo 2018 en el programa Observatorio de Gobierno Urbano que se emite por UN Radio (98.5 FM).

 

La profesora Ruiz resaltó que el proceso de recolección de datos es una labor fundamental para el país: saber cuántos somos, dónde estamos y qué características tenemos. “El Dane hace una labor intensa y valiosa, al poder darnos datos tanto a la academia como a los tomadores de decisiones políticas”, dijo.

Sin embargo, aclaró que más allá del conteo de población, el censo es un análisis sociológico, demográfico, espacial y territorial, de población y vivienda, es decir, “cuentan mucho más los detalles que están detrás del volumen de la población”.

En ese sentido, Bustamante señaló que “lo más importante de los censos es la información que proporcionan para la toma de decisiones respecto a la políticas públicas; el censo de población en ciudades, departamentos y a nivel nacional es el denominador de prácticamente todos los indicadores”.

Por esto, es importante considerar cómo estas variables poblacionales y demás indicadores se incluyen en los planes de desarrollo y en los planes de ordenamiento territorial y “cómo el territorio se ordena a la luz de quienes lo habitan y no de quienes lo utilizan económicamente”, indicó Ruiz.

“Es mucho pedir para los políticos de siempre que piensen en la población como algo determinante para la toma de decisiones, siempre se ha reducido el tema de la población a cuántos somos pero el censo tiene infinidad de determinantes que deben ser analizadas de manera detenida”, reiteró la académica de la Universidad Nacional de Colombia.

En cuanto a la metodología, la profesora Nubia aseguró que el país ha ido avanzando, pero en un territorio con tantas particularidades las omisiones son significativas. “Las violencia y las dificultades para acceder a algunos territorios no puede ser la excusa para no hacer el censo”, dijo.

Impactos sobre el territorio

Para el exdirector del Dane, los datos del censo poblacional impactan en la visión de ciudad que se tenga, en el marco de las elecciones locales que se aproximan. En el caso de Bogotá, explicó, no es lo mismo pensar en un Plan de Ordenamiento Territorial (POT) con 7,2 millones de habitantes que con 7, 8 millones; “es diferente el sistema de planeación”.

“Este tipo de variables lo que hace es afinar los resultados del censo para poder tomar decisiones en términos de políticas públicas con mayor precisión”, afirmó.

Como uno de los elementos a destacar de los resultados del censo, la profesora Ruiz llamó la atención sobre el crecimiento de la población adulta y adulta mayor, puesto que es una preocupación que las ciudades no tengan un diseño apto ni para los niños ni para los adultos mayores.

“La ciudad no tiene equipamientos ni disponibilidad de servicios para esta población, y esto tiene que ver con la política pública del espacio urbano”, expresó.

Además, indicó que una situación interesante de analizar es que el crecimiento espacial de las ciudades está sobredimensionado en relación al crecimiento demográfico, es decir, “hay ciudades en América Latina que crecen tres veces más que lo que crece la población”.

Por tanto, también hay sobredimensión de la producción de vivienda. “El volumen de los hogares urbanos es mucho más reducido que los rurales. Cuando el mundo se vuelve urbano, los hogares rurales se limitan en su cantidad y la ciudad empieza a producir viviendas para hogares distintos”, puntualizó.

  • *144

    Escrito por Paola Medellín