Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Mayor venta de VIS puede indicar crisis en el sector de la construcción

Texto, Publicado el Jueves, 13 Febrero 2020, en Destacados, Noticias

Según Camacol, en 2019 se comercializaron 119 mil Viviendas de Interés Social, VIS, lo que significó un incremento de 9,1% con respecto a 2018. De acuerdo, con un comunicado del Ministerio de Vivienda “este es un buen resultado y se debe a la entrega de subsidios, cuya inversión el año pasado fue de 1,5 billones de pesos, materializados en la cuota inicial o coberturas a la tasa de interés”.

Foto Agencia de Noticias UN

 

Para Angélica Camargo, investigadora del Centro Interdisciplinario de Estudios sobre el Desarrollo de la Universidad de los Andes, la Vivienda de Interés Social tiene un comportamiento contracíclico lo que puede indicar que nos encontramos frente a una crisis de la construcción. De hecho, la iniciación de viviendas que no son de interés social se redujo un 20 % el año pasado.

“Cuando hay crisis económica lo que más se construye es VIS. Para poder mantener el sector de la construcción y de la venta de viviendas, se necesita una demanda solvente, que sea capaz de tener el dinero suficiente para comprar vivienda en los segmentos de estratos medios y altos. Cuando hay crisis, la demanda se contrae y por eso el Estado da subsidios para apalancar esa demanda y lo hace en los segmentos de bajos ingresos”, agregó.

Efectividad de la política VIS en Colombia

Por su parte, según la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol, Tolima y Bogotá fueron las zonas con mayor crecimiento en cuanto a adquisición de VIS. De acuerdo con el mismo gremio, esto se debe a la implementación de programas como “Mi Casa Ya”, para subsidios y “Semillero de Propietarios”, basado en el ahorro.

Sin embargo, el debate va más allá del asunto económico relativo al incremento de la construcción de unidades VIS. Las condiciones de tamaño, ubicación y accesibilidad a este tipo de vivienda constituyen aspectos esenciales de la discusión.

Sobre los programas oficiales de subsidios la investigadora señaló: “Por el diseño de esta política es muy difícil que realmente esté llegando a los estratos más bajos. De un lado, se plantea aumentar los subsidios, pero eso encarece la tierra. Por otra parte, está el Semillero de Propietarios y por el poco tiempo que lleva no se sabe cómo ha evolucionado ese programa, pero también está dirigido a casa nueva. El problema es que la prioridad es fortalecer el sector de la construcción, por eso no se logra llegar a los hogares de menores ingresos”.

Licencias de Construccion

Otros de los problemas que tienen las VIS son localización y calidad. “Esto no mejora porque los subsidios se entregan únicamente para vivienda nueva y los proyectos son construidos por privados. Infortunadamente la vivienda nueva se ubica en las periferias y a los privados los que les interesa es tener mayor utilidad, eso no necesariamente favorece la calidad. Además, el diseño de la política no está orientado a mejorar las condiciones de las Viviendas de Interés Social”

La ausencia de un mayor interés en mejorar las condiciones físicas de las viviendas producidas para los sectores de menores ingresos implica la frecuente producción de unidades residenciales que no se ajustan a las necesidades de sus pobladores.

Jennyffer Clavijo Merchán, magíster en Hábitat de la Universidad Nacional de Colombia, aseguró en la Agencia de Noticias de la UN que “los programas de vivienda de interés social resultan insuficientes, lo que obliga a las familias que las habitan a realizar transformaciones físico-espaciales y cambios en sus dinámicas sociales, debido a la falta de articulación entre sus necesidades y aspiraciones frente al diseño que se ofrece en estos proyectos”.

¿Qué se recomienda?

La investigadora Clavijo aseguró que “en los modelos de construcción de VIS se debe implementar la participación de la gente, conocer quiénes van a vivir allí y las expectativas que tienen frente a su vivienda”.

La profesora Camargo, por su parte, considera que se debe retomar la discusión sobre el otorgamiento de subsidios para la vivienda usada y ejecutar una política de arrendamiento con el fin de mejorar el tema de calidad y ubicación.

En conclusión, el debate y la política de la Vivienda de Interés Social debe darse más allá de las cifras de iniciación de obras y venta de casas. Esta discusión debe contemplar las necesidades de los compradores de más bajos ingresos, sus perfiles, las condiciones del suelo, las posibilidades de mejorar la ubicación y calidad de las construcciones.

 

  • *009

    Escrito por Claudia Sánchez

    • Etiquetas: Construcción, VIS, Vivienda
    • Visitas: 1822
    • Calificar:
      5.0/5 Rating (3 votos)
    • Compartir en: Bookmark and Share