Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

La resignificación de la participación en la Macarena, barrio bohemio de Bogotá

Texto, Publicado el Domingo, 07 Noviembre 2021, en Noticias, Destacados

La Macarena se conoce actualmente como el barrio bohemio de Bogotá. Procesos como la gentrificación en las últimas décadas, los proyectos de renovación urbana del centro de la ciudad y el uso comercial de una zona estipulada por los instrumentos de ordenamiento territorial como residencial consolidada, han estimulado el cambio poblacional y transformaciones en el uso del espacio. 

Calle comercial del barrio La Macarena, Bogotá, que ofrece una amplia oferta de gastronomía internacional Foto recuperada en https://www.colture.co/bogota/where-to-stay-in-bogota/neighborhoods-in-bogota/la-macarena-bogota/

Escrito por: 

Karen Lorena Romero Leal

A pesar de que las Juntas de Acción Comunal – JAC- son, desde la segunda mitad del siglo xx, la organización social más extendida en los territorios del país, específicamente en los barrios en el área urbana y en las veredas en el área rural, la participación comunitaria en la JAC del barrio La Macarena es mínima. 

A través de un pasantía de investigación de cinco meses apoyada por miembros de la organización en el año 2013, se desarrolló un estudio, enmarcado en la investigación – acción, cuyo objetivo fue identificar las razones que a nivel social, organizativo e institucional, restringen la participación comunitaria en la Junta de Acción Comunal del barrio La Macarena, a través de la caracterización poblacional, la identificación de los factores organizativos de la JAC y los factores de la administración pública distrital que restringen la participación en la Junta por parte de los habitantes del barrio. 

Pese a la significación de las JAC en la historia organizativa de Colombia, el interés por comprenderlas como objeto de estudio es reducido, especialmente en la última década. Generalmente las referencias a las JAC en los trabajos académicos se limitan a mencionar las organizaciones existentes en los territorios donde se desarrolla el trabajo de campo, especialmente en zonas rurales del país y barrios de niveles socioeconómicos bajos. 

A través de una triangulación de información recopilada con técnicas de investigación cuantitativa y cualitativa en un ejercicio de investigación social aplicada, se encontró que la relación entre el consumo cultural privatizado, el estilo de vida cada vez más individualizado de los habitantes del barrio, y las dinámicas urbanas de la ciudad latinoamericana, junto con la creciente deslegitimación de las organizaciones de acción comunal en el país y, en general, del ejercicio de la política tradicional, explican la reducida participación en organizaciones de acción colectiva local de ciudadanos de clase media.

El cambio constante de vivienda de nuevos y jóvenes residentes de La Macarena, su relativa poca permanencia en el barrio en días laborales, a causa de su trabajo o actividades de esparcimiento, y la privatización de la vida personal en el interior de las viviendas, hace que la forma de habitar el territorio urbano sea diferente de la que practicaban los residentes tradicionales, hoy adultos mayores, hace unas décadas. Asimismo, la disponibilidad de espacios de encuentro público se ha reducido con la apropiación del espacio por parte del sector privado, en forma de establecimientos comerciales, pero también con la construcción de viviendas ubicadas en conjuntos cerrados que establecen fronteras simbólicas con el exterior, favoreciendo además el distanciamiento entre vecinos. Aunque en La Macarena la población comparte características económicas y culturales, allí se generan con frecuencia menos interacciones sociales perdurables, manifiestas en la figura del conocido, al que se simplemente se saluda cuando se ve. Del tal modo, gran parte de las relaciones sociales establecidas por los pobladores se producen en escenarios diferentes al barrio, cobrando mayor importancia la sociabilidad en el sitio de trabajo, de estudio, en los lugares donde se desarrollan actividades de esparcimiento, y con los miembros de la familia que viven en otros sectores de la ciudad. 

Las redes sociales de estas personas serían extensas a nivel de la ciudad, en vez de internas e intensivas en cuanto a lo que al barrio respecta. El consumo ahora media la relación social, y es lo que se puede llevar a cabo en los múltiples espacios privados de acceso público del barrio, lo que puede explicarse a través del concepto de García Canclini, comunidades interpretativas de consumidores, que reconoce que ya no son las localidades estrictamente los espacios que definen las identidades.

La gentrificación y las políticas de revitalización urbana del centro de la ciudad han sido fundamentales para el cambio en la configuración poblacional y espacial del barrio La Macarena, que pasó de ser un sector que se ha llamado tradicional, donde las interacciones vecinales eran constantes y profundas, donde todos se conocían entre sí, a un lugar donde hay un débil tejido social debido a procesos urbanos propios de la región latinoamericana, como por ejemplo la desterritorialización, signados por fenómenos globales como las políticas neoliberales y la globalización. 

Además, dentro de los factores institucionales y organizacionales que limitan la participación comunitaria se encuentra la desconfianza generalizada en las instituciones públicas, en las que en cierta forma incluyen las JAC, y en la política, que se considera, es cooptada por intereses particulares.

Si usted desea mayor información sobre esta temática puede consultar el artículo "Participación comunitaria en la Junta de Acción Comunal de La Macarena, barrio bohemio de Bogotá" publicado en la revista “Ciudades, Estados y Política” del IEU. Para tales efectos, ingrese a https://revistas.unal.edu.co/index.php/revcep/article/view/68433

 

 

  • *Estudiante del doctorado en Antropología en la Universidad de Florida. Magíster en Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Leiden. Socióloga y antropóloga de la Universidad Nacional de Colombia. Correo: klromerol@unal.edu.co

    263

    Las opiniones contenidas en este artículo no expresan la posición institucional del Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional de Colombia.

    • Visitas: 1726
    • Calificar:
      1.0/5 rating 1 vote
    • Compartir en: Bookmark and Share