Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

El patrimonio y reuso de edificaciones: eje de la propuesta de ordenamiento territorial en Bogotá

Audio, Publicado el Domingo, 07 Noviembre 2021, en Noticias, Destacados

La Estructura Integradora de Patrimonios es una de las propuestas que se incluye en el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, que actualmente se discute en el Concejo de Bogotá. En el programa Observatorio de Gobierno Urbano de Radio Unal, los arquitectos Cristina Mampaso y Daniel Feldman discutieron cómo se implementaría la reutilización o reciclaje de edificios.

El patrimonio y reuso de edificaciones: eje de la propuesta de ordenamiento territorial en Bogotá

El texto de esta iniciativa de POT se basa en cuatro estructuras: la ecológica principal;  la movilidad y territorialización del cuidado; el desarrollo económico; y los patrimonios.  Esta última es nueva y busca convertirse en un instrumento de organización del territorio, basada en la cultura y la conservación. Para Cristina Mampaso, consultora en proyectos de desarrollo territorial y conservación del patrimonio, el tema del reciclaje de edificaciones juega un papel fundamental en esta estructura.

“En el Plan aparece el reuso de las edificaciones para proyectos de viviendas, vinculado a la atracción de residentes y a su permanencia. El tema del reuso se ha entendido desde la necesidad de no seguir construyendo ni expandiéndose, sino de comprender la ciudad construida sobre la cual se puede seguir edificando. Eso implica entender el patrimonio y los inmuebles existentes para darles una nueva vida”, señaló Mampaso.

Daniel Feldman, fundador de Zona Industrial Taller de Arquitectura, resaltó que el reciclaje de edificaciones busca atender una solicitud de la ciudadanía sobre valorar lo existente.  “La renovación urbana no debe partir de cero sino que se puede trabajar con lo que ya existe. Darle una nueva vida a estas edificaciones implica un esquema de incentivos o nuevos mecanismos de desarrollo urbano”. 

Estructura Integradora de Patrimonios

Mediante esta estructura se permite materializar un tejido de patrimonios, material e inmaterial, para reconocer las actividades productivas, los entornos barriales y las identidades locales que caracterizan el territorio. “Esta es una estructura dinámica, que se adapta, reconoce las realidades y permite desarrollar una serie de estrategias como la identificación de esos entornos barriales para poder direccionar programas, proyectos y acciones que incentiven la permanencia de estos actores”, resalta Mampaso.  

Para Feldman, en esta estructura el patrimonio no solo es entendido como un listado sino que se ve de una manera expandida en términos materiales, inmateriales, naturales, paisajísticos y también tipos de ciudad.  “Esta idea del reciclaje arquitectónico lo que busca es generar un escenario donde tanto públicos como privados salgan beneficiados de un proceso de desarrollo alternativo en el cual se valore los existentes pero no se congelen en el tiempo”, aclaró el arquitecto. 

Renovación urbana, patrimonio y reuso de edificaciones 

En el POT hay una serie de estrategias para vincular el patrimonio a los procesos de desarrollo y renovación urbana, que hasta el momento no se han reglamentado. “El plan genera un mercado de edificabilidad a partir de derechos de construcción y desarrollo en los bienes de interés cultural. Si se aprueba el POT quedan las reglas de juego establecidas. También se incentiva la recuperación integral y vinculación funcional de los bienes de interés cultural de los proyectos de renovación urbana. Además, estos bienes deberán ser parte de los sistemas de cargas y beneficios”, informó Mampaso.    

Una de las zonas donde se va a formalizar este proceso de reuso es la industrial, que actualmente cuenta con 17 bienes de interés cultural. “La herramienta de reciclaje arquitectónico permite a los dueños y usuarios de estas edificaciones repensar cómo habitar estos espacios, densificarlos, potencializarlos y expandirlos sin perder la esencia de la edificación histórica” indicó  Feldman.

Un reto importante para reusar estructuras como las que están ubicadas en la zona industrial es adecuarlas a las normas actuales. Cuando se construyeron no había tantas exigencias, por ejemplo no existía la ley de sismo resistencia. 

“El POT plantea incentivos para la revitalización, con el fin de promover el uso total o parcial de las edificaciones existentes para proyectos de vivienda. Por ejemplo, se pueden someter al régimen de propiedad horizontal  y están exentos del pago compensatorio para cupos de estacionamiento, de cumplir con las exigencias de equipamiento comunal privado y de pagar las cargas urbanísticas, siempre y cuando destinen la tercera parte, como máximo, del área construída a modalidades de adecuación, modificación o ampliación” señaló Mampaso. 

Finalmente, Feldman recordó que Bogotá ya cuenta con varios proyectos exitosos de reciclaje del patrimonio. “Con el POT estas acciones dejarían de ser ejemplos aislados y se valoraría el trabajo de aquellas personas que quieren construir ciudad desde lo construído. Además, reconoce a desarrolladores de pequeña y mediana escala y grupos de vecinos, que ahora pueden acceder a una forma alternativa de desarrollo de sus predios” concluyó Feldman.    

  • *262

    Escrito por Claudia Sánchez Rivera

    Las opiniones contenidas en este artículo no expresan la posición institucional del Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional de Colombia.

    • Etiquetas: Bogotá, Ciudad, Patrimonio, POT
    • Visitas: 1247
    • Calificar:
      0.0/5 Rating (0 votos)
    • Compartir en: Bookmark and Share