Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Entre el 2019 y el 2022, la evasión en el pago de Transmilenio pasó del 16.7% al 29.6%

Publicado el Friday, 07 October 2022, en Divulgación académica, Destacados

A propósito del informe: “La evasión: aproximación al fenómeno y problema en Transmilenio”, elaborado por ProBogotá Región, en el programa Observatorio de Gobierno Urbano de Radio UNAL se dialogó sobre la materia.  

El espacio contó con la participación de Martín Anzellini, Coordinador de Proyectos Urbanos de Probogotá Región y  Luz Janeth Forero Martínez, Directora Técnica de Seguridad de TRANSMILENIO S.A, quienes explicaron las dificultades del sistema generadas por la evasión del pago del pasaje.

Este es un fenómeno muy complejo y multicausal que se debe a la narrativa que hay alrededor del Transmilenio, a la situación económica de muchas personas, especialmente tras la pandemia, el entorno de las estaciones y la seguridad y el control por parte de la ciudadanía e instituciones.

Para Forero la evasión se relaciona con otras problemáticas dentro del sistema como las ventas informales. “Hay dos fenómenos, uno son las personas que no validan su viaje y otro quienes compran los pasajes a revendedores, estos vulneran los torniquetes y hacen que los compradores evadan. El no pagar el pasaje está repercutiendo en las finanzas del sistema de transporte  público de la ciudad, la sostenibilidad y el mejoramiento del servicio”.

Impacto en las finanzas

La Dirección Técnica de Seguridad de Transmilenio.presentó el “Informe de evasión en el componente troncal 2022”, en el cual se indica que entre el 2019 y el 2022 la evasión en el componente troncal pasó de 16.7% a 29.6% semanalmente, representando un aumento del 77% en el sistema. Hay una pérdida cercana a los 10.600 millones de pesos semanales para el sistema. 

“Estos datos deberían alarmar a todos los ciudadanos, porque se pueden perder 551 mil millones de pesos y ese valor es similar al que se necesita para construir una línea de cable o un megacolegio. Como es un problema multicausal se debe atender holísticamente por parte de Transmilenio y de la ciudadanía. Primero podemos ver las consecuencias judiciales y otras las sanciones sociales. Hace 10 años Transmilenio era sagrado, era un ícono de la ciudad, pero hoy en día no hay ese sentido de pertenencia y a veces es vandalizado”, señaló Anzellini.

También impacta el servicio, pues Transmilenio cuenta con un sistema muy robusto. Cuando las personas validan sus pasajes se promedia cuántos usuarios hay en ese momento y con base en ese dato se envían los buses. Forero indicó que es muy difícil prestar un buen servicio a quienes sí pagan, porque no se conoce la cifra exacta de los usuarios en las estaciones y portales, debido a los evasores.

Respuestas a la problemática

Transmilenio diseñó el Plan Estratégico Antievasión compuesto por cuatro pilares fundamentales: prevención, cultura ciudadana, incidencia y corresponsabilidad; monitoreo y caracterización de la evasión, fortalecimiento de la Infraestructura; y fiscalización.

“El primer pilar va orientado a cómo fortalecemos la apropiación del sistema y el reconocimiento como un bien público. El segundo busca conocer el fenómeno de la evasión. El tercero busca mejorar el mobiliario, la infraestructura y la flota. Por último, está la fiscalización y allí se hace un trabajo con otras instituciones como la Policía, porque la evasión es un delito”, indicó Forero.

Además de Transmilenio otras entidades del Distrito deben intervenir para mejorar el servicio y contrarrestar la evasión. Según Anzellini “las acciones deben estar encabezadas por la Alcaldía Mayor de Bogotá. Otros asuntos como la infraestructura física le corresponden a Transmilenio y al Instituto de Desarrollo Urbano, (IDU). Los entornos también son importantes y ahí interviene el Departamento Administrativo de La Defensoría Del Espacio Público (DAEP). El tema de los vendedores ambulantes tiene que ver con el Instituto para la Economía Social (IPES)”

Acciones metropolitanas

Un punto muy importante para afrontar el problema es el usuario que cumple un papel fundamental en el sistema. De acuerdo, con Anzellini hace años alguien que se intentaba “colar” era chiflado, hace cinco se le miraba mal hoy en día no pasa nada, esto también es un tema de cultura y apropiación ciudadana.

Hay que caracterizar a los usuarios porque no solo son bogotanos o habitantes de la ciudad, sino que muchas personas vienen de los municipios cercanos, viven allá y trabajan acá. “Esta es una problemática de largo plazo y pasa por la discusión de establecer la Región Metropolitana. Una de las cosas buenas que trae este mecanismo es la posibilidad de que se estructure una Agencia Regional de Movilidad. También hay que entender que es un sistema integrado conformado por los cables, las líneas de metro, el SITP y Transmilenio”, concluyó Anzellini.

  • *233

    Realizada por: Claudia Sánchez Rivera y Milton Medina Ángel 

    Las opiniones contenidas en este artículo no expresan la posición institucional del Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional de Colombia.

    • Etiquetas: Evasión, Pago, Transmilenio
    • Visitas: 2383
    • Calificar:
      5.0/5 rating 1 vote

    Joomla! Debug Console

    Session

    Profile Information

    Memory Usage

    Database Queries