Escudo de la República de Colombia

Una política de seguridad urbana, el reto del gobierno nacional

Publicado el Martes, 05 Marzo 2019, en Destacados, Noticias

Después de la firma del Acuerdo de Paz con las Farc, las dinámicas delictivas en Colombia están sufriendo una reacomodación en términos de estructuras de portafolios económicos ilegales y de la conexión del delito de lo urbano a lo rural, según afirmó el director del Centro de Estudios en Seguridad y Paz en Colombia, Néstor Rosanía, experto en seguridad urbana.

Foto Policía Metropolitana del Valle de Aburrá

 

Las ciudades pequeñas han visto cómo se incrementa el fenómeno de los combos y el de las fronteras invisibles. Chaparral, Tolima, por ejemplo, siempre había sido un municipio con lógicas de conflicto armado, era la entrada al cañón de la guerra en donde las máximas cabecillas de las Farc dominaban el territorio y se refugiaban. En la actualidad, dice el experto, este municipio está experimentando el crecimiento y aumento del nivel de violencia, provocada por milicianos que pertenecían a las Farc. “Estamos viendo cómo esa mutación del delito aumenta aceleradamente”, sostuvo.

El microtráfico es un claro ejemplo del vínculo entre lo rural y lo urbano, dado que el consumo se está disparando también en las zonas rurales, lo que genera un corredor de movilidad que hace crecer las estructuras urbanas. Es decir, “estamos encontrando ese reacomodamiento en términos de seguridad en el país”.

Las zonas con mayor índice de conflicto en la historia de Colombia son Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla, que siempre han tenido sus propias lógicas de inseguridad en términos urbanos por temas de crimen organizado, a lo que se sumaba el conflicto de los grupos armados de la época.

“Hoy estamos encontrado que los grupos son autónomos que no responden a grandes estructuras como en su momento lo fueron los paramilitares o las Farc. En la actualidad son estructuras de barrio que se están consolidando”, advirtió el experto.

“Nos estamos volviendo como los países centroamericanos, donde esas pequeñas familias en el posconflicto fueron las raíces del gran problema que se tiene en seguridad urbana”, agregó el director del Centro de Estudios en Seguridad.

¿Cómo actúa el gobierno nacional frente a esta problemática?

La Policía Nacional ha ido creando el modelo de seguridad por cuadrante para poder acceder a información más precisa pero aun así se queda corto; la política del gobierno en temas de seguridad urbana aún no se ha desarrollado.

“El presidente Iván Duque implementó su política en seguridad y defensa, pero eso tiene más que ver con combatir los cultivos ilícitos, las fronteras, pero a hoy el gobierno nacional no tiene una política de seguridad urbana, solo los planes de la Policía. Esta es sin duda una tarea del Ministerio del Interior, velar por esa política de seguridad urbana”, afirmó Rosanía.

¿El problema de Venezuela afecta la seguridad en Colombia?

Según considera el experto en seguridad, la situación de Venezuela puede afectar a Colombia en términos de seguridad por dos razones: la primera tiene que ver con la construcción por parte de los venezolanos de sus propios grupos cerrados de delincuencia o que ingresen a las filas de los grupos colombianos. La segunda, por la presencia del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en la frontera, que mantiene su estrategia de reclutamiento no solo del lado colombiano, sino de Venezuela y con capacidad de control en ese país. En consecuencia, Rosanía sugiere que el gobierno rediseñe sus estrategias de seguridad y defensa.

Rosanía explicó que en la actualidad se está viviendo una transición en la que las organizaciones criminales ya no tienen ningún piso ideológico y los grupos emergentes se disputan los portafolios de economías ilegales, el negocio de narcotráfico, la minería ilegal, el combustible y el tráfico de armas cortas y ligeras.

Rosanía concluyó que “al país le viene una nueva ola de violencia más descentralizada” dado que “no hay un cuerpo de defensa por parte del Estado intermedio que llegue a las zonas rurales; la Policía Nacional tiene una jurisdicción muy urbana y al Ejército le ha tocado cumplir funciones internas por la lógica del conflicto. Hay un vacío y ese es el que están ocupando estos grupos”.

  • *020

    Escrito por Milton Medina

    • Etiquetas: AGU, criminalidad, delito, Policía Nacional, seguridad urbana
    • Visitas: 189
    • Calificar:
      0.0/5 Rating (0 votos)