Escudo de la República de Colombia

Proyecto Lagos de Torca, ¿la revolución del urbanismo?

Publicado el Lunes, 05 Marzo 2018, en Noticias

El Instituto de Estudios Urbanos se dio a la tarea de consultar a la profesora Mayerly Villar, directora de la Maestría en Gestión Urbana de la Universidad Piloto de Colombia, y al ambientalista Erneso Guhl Nannetti, para hacer un balance de las bondades de este proyecto y también de los impactos que tendrá.

Render Planeación - Lagos de Torca

 

El proyecto Lagos de Torca fue presentado por la Administración como una iniciativa que transformará el norte de la ciudad con viviendas, centros culturales, colegios y hospitales, además de recuperar y proteger las zonas ambientales existentes. En palabras del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, se trata de una “revolución del urbanismo”.

Por esto, el Instituto de Estudios Urbanos (IEU) de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) se dio a la tarea de consultar a la profesora Mayerly Villar, directora de la Maestría en Gestión Urbana de la Universidad Piloto de Colombia, y al ambientalista Erneso Guhl Nannetti, para hacer un balance de las bondades de este proyecto y también de los impactos que tendrá, principalmente en lo ambiental.

De acuerdo con Villar, el proyecto parece tener una buena intención al plantearse como un posible modelo de ocupación sostenible del territorio, que podría aportar a la restauración ecológica y a la generación de bienes y servicios ecosistémicos, a generar mixtura social y a detener la expansión informal.

Sin embargo, la académica considera que “se debe ser prudente con el uso de adjetivos como ‘revolucionario’, pues termina siendo ambiguo y generando expectativas que no necesariamente lleguen a corresponder con la realidad, y que por el contrario se agotan en discursos demagógicos”.

Según la Alcaldía, Lagos de Torca tiene un área de 1.803 hectáreas, de las cuales 550 ya están ocupadas por colegios, concesionarios y otros equipamientos. Del total, 370 serán construibles, 640 serán recreativas y de infraestructura pública y el restante es suelo de protección. Se prevé la construcción de 125.000 viviendas aproximadamente. El desarrollo del proyecto costará cerca de 4 billones de pesos, que serán asumidos por los privados a través de aportes en cargas y plusvalía.

Frente a esto, Villar manifestó que no basta con indicar que será un modelo compacto en el que se aprovechará el suelo, que se generará infraestructura y se hará vivienda en diferentes estratos socioeconómicos, o que se conectará el humedal con las nueve quebradas y habrá conectividad ecológica, sino que la administración debe ser más precisa con la definición del modelo de ocupación, gestión y construcción que garanticen la sostenibilidad y el bienestar de la población.

En lo ambiental

Para Ernesto Guhl Nannetti, es difícil saber si el proyecto Lagos de Torca es ambientalmente sostenible ya que se desconocen los estudios que lo determinen. No obstante, resaltó la concertación de la Alcaldía con la CAR, que supone la viabilidad de esta iniciativa. “Se puede decir que hay un esfuerzo porque haya más zonas verdes y un mejor tratamiento de los humedales”, expresó.

A su turno, la profesora Villar indicó que primero se debe preguntar por las estrategias que desde el proyecto aportarán al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y a los mecanismos de control que permitirán que se alcancen los objetivos enunciados con el proyecto. “La Academia tiene mucho que aportar en este escenario, creo que vale la pena tener en consideración el conocimiento y las alternativas generadas desde esta a través de sus centros de investigación”, precisó.

Por otra parte, el ambientalista manifestó que de acuerdo con el Decreto 1333 de 1986 (artículo 54), el uso del suelo para efectos de urbanización sobre terrenos agrícolas de buena calidad (categorías 1, 2 y 3) no está permitido legalmente, por tanto, sugiere revisar la normatividad para definir si la zona en la que será construido este proyecto está dentro de estas categorías.

Necesidad de vivienda

De acuerdo con la Secretaría de Planeación, el reto de Bogotá es construir 2’700.000 viviendas para el año 2050, teniendo en cuenta que la tasa de aumento poblacional es de 1,2 % anual, es decir, cerca de 100 mil personas al año. Sin embargo, Guhl Nannetti resaltó que con un censo poblacional que data de 2005 es problemático señalar cuántas viviendas realmente necesita la capital del país.

“No podemos estar seguros que las proyecciones de población que ha hecho la Alcaldía son correctas. Estamos en un marco de incertidumbre y por eso propongo esperar los resultados del Censo que se está llevando a cabo para saber cuál es el crecimiento y la población real de Bogotá, pero no trabajar con proyecciones dudosas”, puntualizó.

Finalmente, la profesora Mayerly Villar indicó que aún quedan preguntas por resolver respecto a este proyecto, entre ellas, ¿cuáles serán las estrategias para generar incentivos a quienes aporten al desarrollo del proyecto desde la mirada de restauración ecológica y de sostenibilidad ambiental, social y económica que hoy promete? y ¿cuáles son las características de sostenibilidad que deberá cumplir la infraestructura que allí se instale, en los diferentes a niveles civil, residencial, equipamientos, movilidad, espacio público?

  • Escrito por Paola Medellín

    *020

    • Etiquetas: AGU, ambientalistas, Bogotá, Lagos de Torca, población, urbanismo, vivienda
    • Visitas: 3178
    • Calificar:
      2.5/5 Rating (4 votos)