Escudo de la República de Colombia

Mal manejo de basuras aumenta probabilidad de desbordamiento de quebradas del Área Metropolitana del Valle de Aburrá

Publicado el Lunes, 16 Abril 2018, en Noticias

Los causes de las fuentes hídricas del Área Metropolitana del Valle de Aburrá (AMVA) que por decenas de años han sido los afluentes del Rio Medellín o Rio Aburrá constantemente están recobrando su cauce y en su paso se llevan viviendas, enseres y vidas.

Foto Robinson Sáenz - El Colombiano

 

En los últimos meses han sido noticia las inundaciones que han causado quebradas como Cañada Negra, La Loca, La Montañita, La Abelina, La Garcia, La Madera. Las afanosas precipitaciones que se han presentado en el último mes en el Valle de Aburrá desbordaron estas quebradas inundando calles, casas, colegios y locales comerciales; dejó una persona muerta, cerca de 200 viviendas sufrieron afectaciones, algunas familias perdieron muebles y enseres y varias personas salieron lesionadas.

Desde el año 2016, el AMVA en conjunto con Cornare y Corantioquia trabajan en el Plan Quebradas que tiene como objetivo la protección del recurso hídrico y de cuencas. Este plan se encuentra desarrollando programas y proyectos congruentes con el abastecimiento de acueductos municipales y multiveredales, reforestación, saneamiento básico, educación ambiental y la protección de microcuencas además de las acciones de prevención para la mitigación, conservación y protección fuentes hídricas.

El Plan Quebrada del Área Metropolitana contempla la intervención integral de 19 afluentes del Río Medellín los cuales son: Quebrada El Salado (Girardota); La López (Barbosa); Piedras Blancas (Copacabana); La Honda, La Iguana, La Picacha, La Malpaso, Santa Elena y AltaVista (Medellín); El Hato, La García y La Madera (Bello); La Doctora (Sabaneta); Doña María (Itagüí); La Valeria y La Miel (Caldas); La Grande y La Bermejala (La Estrella) y La Ayurá (Envigado). Para el año 2018, el plan cuenta con diagnóstico, metodología de trabajo e implementación de acciones con los valiosos resultados.

Sin embargo, pese al esfuerzo realizado por las autoridades ambientales, el mal manejo de las basuras es uno de los factores que aumenta la probabilidad de desbordamiento de las quebradas durante la temporada de lluvias, debido al taponamiento de las canalizaciones.

Según datos publicados por la Secretaría de Medio Ambiente de Medellín, las 4.273 quebradas de la capital de Antioquia tienen problemas de contaminación por vertimientos o sedimentos; en lo que va de 2018, la administración municipal ha intervenido 32 quebradas de las cuales se extrajo 1.130 metros cúbicos de sedimentos y 78 de basura.

Por su parte, Empresas Varias de Medellín (Emvarias), entidad encargada de recolección de basuras en el Valle de Aburrá, informó que en el año 2017 recogieron 27.601 toneladas de escombros dejados en vías y en cercanías de cuerpos de agua.

Antonio María López, representante de la Red de Mesas Ambientales del AMVA, dijo que “la causa de los desastres ocurridos por las lluvias en este último mes es un problema complejo que no solo necesita operaciones de choque; la formación ambiental para cambiar la cultura es fundamental”.

“No se logra nada con la intervención realizada por el Estado limpiando quebradas si la cultura ciudadana no cambia, se debe generar procesos pedagógicos de educación ambiental y prevención de riesgos”, insistió.

Diana Alvarez Restrepo, Interventora de Red Rio, expuso que durante varios años las intervenciones del Estado han buscado reducir el riesgo de inundaciones y contaminación del medio ambiente. Sin embargo, la corresponsabilidad de la ciudadanía es casi nula.

“Los ciudadanos no entienden que el estado de las microcuencas es dinámico y varía según el uso que se le da, su cuidado debe responder a la responsabilidad social de la ciudadanía; las personas deben entender que nuestras quebradas son ecosistemas claves y no basureros”, concluyó.

Frente a las inundaciones en varios sectores del AMVA, la empresa Emvarias reforzará las colchonadas, las jornadas de recolección gratuita de muebles y enseres, en lugares aledaños a las quebradas. Además fortalecerá los planes para la recolección de escombros (precio según el número de viajes de volquetas, de bultos y metros cúbicos); también la recaudación de colchones y residuos vegetales, por corte, poda de césped o jardinería entre otros. Estos servicios no están contenidos en la tarifa ordinaria del servicio de aseo, se pueden solicitar a la línea 444 56 36.

  • Escrito por Olga Yurely García.