Escudo de la República de Colombia

Los riesgos de vivir en una ciudad contaminada

Publicado el Miércoles, 20 Febrero 2019, en Destacados, Noticias

Según estimaciones de la OCDE, en 2060 la contaminación aérea externa causará entre seis y nueve millones de muertes prematuras al año.

Foto tomada de https://www.flickr.com/photos/davo_evmqlv/

 

Garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos, es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que plantea la reducción a 2030 del número de muertes y enfermedades causadas por productos químicos peligrosos y por la polución y contaminación del aire, el agua y el suelo. Sin embargo, las cifras no son muy alentadoras y según el Informe The Economic Consequences of Outdoor Air Pollution de la OCDE (2016) en 2060 la contaminación aérea externa causará entre seis y nueve millones de muertes prematuras al año. Así mismo, se estima que en el 2016, el 91% de la población vivía en lugares donde no se respetaban las Directrices de la OMS sobre la calidad del aire.

Al respecto, Mauricio Alberto Ángel Macías, médico y candidato a Doctor en Salud Pública de la Universidad Nacional de Colombia, explica que la contaminación del aire tiene varios riesgos que se pueden clasificar en agudos y crónicos; agudos cuando por una exposición a material particulado se puede llegar a generar un riesgo de muerte y crónico cuando la exposición a largo plazo tiene una relación significativa con las enfermedades como las pulmonares, el cáncer de pulmón, las enfermedades cardiovasculares, los accidentes cerebrovasculares, algunas enfermedades endocrinológicas, las alteraciones materno-fetales y las fallas cognitivas en los menores.

No obstante, aclara que en el campo de la salud aún no se ha investigado lo suficiente y las relaciones directas entre las enfermedades y la contaminación del aire aún son difíciles de establecer, dado que tal relación se está terminando por una asociación causa – efecto, de antecedentes patológicos primarios y de carga de enfermedad, dejando en un segundo plano la contaminación del aire como generador de mortalidad; pero “lo cierto es que la gente se está muriendo por la contaminación del aire”, afirmó el experto.

Es así como a las declaratorias de emergencia ambiental por mala calidad del aire que se venían presentado de forma reiterada en el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, ahora se suman los episodios críticos en la capital del país; situación que no solo provoca graves daños al medio ambiente sino que también afecta directamente la salud, convirtiéndose en un asunto que requiere de políticas públicas efectivas para el uso de tecnologías limpias que reduzcan las emisiones de gases, promueva la gestión mejorada de los desechos, la adopción de métodos limpios de generación de energía y la priorización de medios de transporte no motorizados.

Sin embargo, a juicio del experto lo más importante es la ejecución de una política conjunta entre la autoridad ambiental y la sanitaria. “En Colombia aún no nos hemos enfrentado a un riesgo inminente de contaminación del aire que pueda llegar a causar una emergencia sanitaria. Pero a futuro, puede llegar a causar graves riesgos para la salud”, expresó. Si bien los niveles de contaminación a los que se ha llegado en Colombia no se categorizan como agudos, la nube de esmog con niveles elevados de material particulado puede llegar a producir enrojecimiento de los ojos, las mucosas y aumento del riesgo de enfermedades respiratorias.

En este sentido, aunque se reconoce que estrategias como el monitoreo constante, la vigilancia y control a las emisiones de gases en la atmósfera, el día sin carro, el pico y placa ambiental y las campañas educativas de promoción de hábitos alternativos de movilidad no motorizada diezman los efectos contaminantes, no se ha logrado erradicar el problema de fondo y se estima que más allá de los problemas incipientes generados por contaminación del aire también habrá más enfermedades y muertes relacionadas.

En la siguiente tabla se presentan los impactos a la salud proyectados a nivel global para el 2010 en comparación con el 2060. En esta se puede evidenciar el aumento en las enfermedades respiratorias como bronquitis y asma en la población mundial producto de los altos niveles de concentración de contaminantes, que a juicio del Foro Económico es calificado como una actitud insostenible; “en las décadas venideras, el crecimiento económico y el aumento de la demanda de energía van a producir un incremento sostenido de las emisiones de contaminantes del aire y un veloz aumento de las concentraciones de materia particulada (MP) y ozono”.

Cuadro contaminacion

 

Con esto queda claro que la forma en la que se está planeando el territorio es cada vez más insostenible; el incremento del parque automotor, la urbanización, las migraciones, la industrialización y las fuentes de movilidad trae consigo un alto impacto sobre la contaminación del aire y la salud pública.

  • *010

    Escrito por Daniela García

    • Etiquetas: AGU, aire, ambiental, Bogotá, contaminación, Medellín, salud
    • Visitas: 624
    • Calificar:
      0.0/5 Rating (0 votos)