Escudo de la República de Colombia

Estos son los trabajos y habilidades emergentes más demandantes en América Latina y el Caribe

Publicado el Martes, 07 Mayo 2019, en Noticias

El futuro del trabajo tanto en la región, como en el resto del mundo, es una de las preocupaciones recientes dadas las profundas y rápidas transformaciones que se plantean en la Cuarta Revolución Industrial con tecnologías como el big data, la inteligencia artificial o la impresión 3D.

Foto tomada de informe del BID

 

Algunos expertos han advertido que muchos empleos y profesiones están en riesgo en el futuro. No obstante, nuevas ocupaciones y habilidades se requerirán en el mercado laboral: el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) escribió en sus redes sociales, a modo de dato, que el 65% de los niños que actualmente están en la escuela primaria trabajarán en empleos que hoy todavía no existen. Es decir, se abrirán nuevos campos laborales que, por supuesto, requerirán nuevas y mayores capacidades por parte de los profesionales.

En este sentido, un informe del BID, titulado El futuro del trabajo en América Latina y el Caribe señala que la “historia reciente sugiere que el mercado laboral seguirá sufriendo cambios importantes, y cada vez más rápidos, en la demanda de ocupaciones y habilidades. Por este motivo, es necesario establecer sistemas que permitan identificar cuáles son las competencias que requiere el mercado y dotar a las personas de las herramientas para que puedan navegar con éxito en este cambiante entorno laboral”.

Empleo del futuro

Según la anterior figura, el personal de limpieza y los especialistas financieros fueron las ocupaciones que más crecieron entre 2000 y 2015. A estas se suman otras como vendedores, especialistas en computación y matemáticas, así como preparadores de alimentos, técnicos en salud, abogados, pilotos y controladores aéreos, operarios de la construcción y personal administrativo.

Por el contrario, señala el mismo informe, las ocupaciones que más disminuyeron su participación durante ese periodo fueron gerentes, operadores de maquinaria, personal para el cuidado de terceros, mantenimiento y reparación de maquinaria, conductores, técnicos en ciencia física, especialistas de educación, técnicos en biología, artistas, atletas y guardias de seguridad.

“El análisis de la recomposición del empleo (entre ocupaciones poco y muy susceptibles de ser automatizadas y entre ocupaciones manuales y del conocimiento) indica que el trabajo manual altamente automatizable ha sufrido una importante caída en América Latina y el Caribe”, advierte el documento.

En este contexto, la investigación asegura que la demanda de habilidades digitales avanzadas creció, producto de la expansión de las ocupaciones relacionadas con la economía digital. Entre las 20 habilidades que más aumentan en el promedio, 10 están directamente relacionadas con el desarrollo de tecnologías:

-          Manejo de herramientas de desarrollo web y de software

-          Conocimientos de tecnologías de almacenamiento de datos

-          Desarrollo de aplicaciones para móvil

-          Ciclo vital del desarrollo de sistemas

-          Interacción persona-computadora

-          Prueba de software

-          Inteligencia artificial

-          Computación en la nube

-          Computación científica.

“En ese sentido, se observa un crecimiento importante en la demanda de habilidades digitales creativas, como el desarrollo de juegos y animación, mercadeo digital y graficación por computadora. Por último, también aumentó la demanda para algunas ramas del derecho, como derecho de familia o derecho criminal y de algunas habilidades relacionadas con las ocupaciones médicas, como odontología, radiología, kinesiología, cirugía ortopédica y oftalmología”, señala el BID.

Este panorama plantea serios desafíos para los centros urbanos en el mundo, tanto como para la transformación a ciudades inteligentes como para la oferta de empleo a sus habitantes. Más aún cuando según el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas, actualmente el 55 % de las personas vive en ciudades y se estima que esta proporción aumentará hasta un 13 % de cara a 2050.

  • *058

    Escrito por Paola Medellín