Escudo de la República de Colombia

Ciudades son claves para una transición energética eficiente

Publicado el Jueves, 21 Marzo 2019, en Destacados, Noticias

Descarbonizar el sistema energético es el primer paso y el más urgente en la lucha contra el cambio climático. Las ciudades, líderes de este proceso, son claves en la transición energética para el cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Energia renovable en Tolima / Foto Puerto Vallarta Herbs

 

Así lo deja claro el Informe La Rábida, Huelva, Cambio Climático y Desarrollo Sostenible (2018), que tiene como propósito mostrar las acciones y experiencias que se están llevando a cabo en Iberoamérica encaminadas a enfrentar el calentamiento global, haciendo énfasis en el sector de la energía, responsable del 66% de las emisiones de efecto invernadero.

Según ONU Hábitat, para llevar a cabo actividades de transporte, industriales y comerciales, construcción de edificios e infraestructuras, distribución de agua, y producción de alimentos, las ciudades consumen cerca del 75% de la energía global primaria y emiten entre el 50 y 60 % de los gases de efecto invernadero del mundo. Esta cifra se eleva al 80%, aproximadamente, cuando se incluyen las emisiones indirectas generadas por los habitantes de las ciudades.

De ahí la importancia que las ciudades estén siendo cada vez más activas en la transición energética, teniendo en cuenta la especial vulnerabilidad en la que se encuentra la mayoría de las ciudades en el mundo ante la contaminación del aire. Para esta transición, las medidas de gestión de la demanda son clave. El informe La Rábida, Huelva señala que, por ejemplo, “la transformación de los edificios urbanos hacia una mayor eficiencia energética significa mejorar el acceso a una electricidad segura, confiable y asequible”.

El documento también resalta que algunas ciudades han avanzado significativamente en el uso de energías renovables y muchas de ellas se están sumando a compromisos de generación de 100% renovable. En el caso de Colombia, el objetivo es llegar a este porcentaje en 2050.

En el listado de las 100 ciudades más renovables del mundo de CDP, Brasil es el país de Iberoamérica con más ciudades (46) en la lista con casi la mitad de estas totalmente alimentadas por energía hidroeléctrica. Colombia aparece en el ranking con 4 ciudades: Bogotá, Ibagué, Medellín y Cali.

Beneficios de la transición energética

La transición de los sistemas energéticos genera innumerables desafíos para los países y ciudades en el mundo, pero traen consigo importantes beneficios medioambientales, sociales y económicos. Por ejemplo, destaca el informe, se abrirían 18 millones de puestos de trabajo nuevos fundamentalmente ligados a renovables, vehículos eléctricos y eficiencia energética de los edificios.

Además es la base fundamental para la lucha contra el cambio climático y representa la protección de la biodiversidad; puede generar beneficios importantes para aquellas personas que más lo necesitan, es decir, podría ser un mecanismo de equidad y acceso a la energía. También tiene efectos positivos en la salud: según estimaciones de la OCDE, en 2060 la contaminación aérea externa causará entre seis y nueve millones de muertes prematuras al año. Esta contaminación se produce fundamentalmente por el uso de fuentes de energía fósiles, incluyendo las del transporte.

Finalmente, es un impulso para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible, dado que para lograrlo “será necesario asegurar el acceso a servicios energéticos asequibles, fiables, sostenibles y modernos, a la vez que reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y la huella de carbono del sector energético”.

Consumo de energía en Colombia

De acuerdo con un estudio del Departamento Nacional de Planeación*, los cuatro sectores principales de consumo energético en el país son transporte, industria, residencial y comercial. En 2015, el sector transporte representó el 39.8% del consumo total, y los derivados del petróleo suministraron el 93.6% del consumo total de energía, mientras que hay una baja participación (0.06%) de consumo eléctrico.

El sector industrial consume cerca del 25% de la energía total del país, ubicándose en el segundo lugar. En este campo se resalta la importancia del uso térmico asociado al consumo de energéticos como carbón mineral, derivados de petróleo, gas natural y biomasa que representan cerca de 78% del consumo de este sector así mismo el consumo de energía eléctrica tomada de la red o bajo sistemas de autogeneración y cogeneración que representan el 22% restante.

Los consumos de energía en el sector residencial se dan básicamente por la refrigeración, iluminación y cocción, siendo esta última la que ocupa el mayor porcentaje (46%), en relación con todos los factores identificados (climatización, calentamiento de agua, iluminación, entre otros).

*El Departamento Nacional de Planeación - DNP, con el apoyo del Banco Mundial y el Fondo Fiduciario de Crecimiento Verde de Corea, contrataron a Enersinc para desarrollar el estudio

 

  • *032

    Escrito por Paola Medellín

    • Etiquetas: AGU, cambio climático, ciudades, energía, ODS, renovable
    • Visitas: 366
    • Calificar:
      0.0/5 Rating (0 votos)