Escudo de la República de Colombia

Cátedra Bogotá, una reflexión sobre la capital del país y sus transformaciones urbanas

Publicado el Martes, 02 Octubre 2018, en Noticias

Seguridad, movilidad, medio ambiente, salud y ordenamiento territorial, serán algunos de los temas que enmarcarán el proyecto Cátedra Bogotá, un espacio académico de discusión que se logró gracias a una alianza entre el Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional de Colombia y Maloka Museo Interactivo.

Bogotá, Colombia

De esto discutieron los profesores de la U.N., Jhon Williams Montoya, Doctor en Ciencias Geográficas; Fernando Viviescas, arquitecto y urbanista, y Miguel Silva, politólogo y candidato a doctor en Filosofía, en el programa Observatorio de Gobierno Urbano del IEU.

El proyecto Cátedra Bogotá se desarrollará a través de ponencias, una al mes, en las cuales se reflexionará sobre la capital del país y las principales transformaciones urbanas en el mundo, teniendo en cuenta que una de las características más visibles del mundo contemporáneo es la urbanización. En este contexto, Bogotá se ubica como uno de los principales centros urbanos de América Latina lo cual ha implicado tanto factores de éxito como una serie de condiciones problemáticas cada vez más complejas.

Inscripciones aquí

Al respecto, el profesor Montoya señaló que Bogotá ha crecido considerablemente en los últimos 20 años, principalmente en términos económicos lo que redunda en crecimiento demográfico y el aumento en la demanda de servicios públicos. Esta expansión ha sido problemática para la ciudad en la medida que tiene una infraestructura atrasada respecto su desarrollo.

“Los últimos 10 años han sido difíciles para la ciudad, pero más que una ciudad estancada es una ciudad que no ha logrado adaptarse a su éxito”, aclaró el académico.

Para el profesor Viviescas, la responsabilidad de no estar a la par de otras capitales del mundo recae en la élite política bogotana que “no está interesada en establecer unas perspectivas de desarrollo de la ciudad, no tienen un desarrollo planificado y no piensan en estrategias a largo plazo”. En resumen, dijo, “son las estructuras políticas las que están estancadas, no la ciudad”.

Programa Catedra

El proyecto de una capital moderna

Según el arquitecto y urbanista, en términos estructurales Bogotá empezó a darse cuenta de su condición de capital de un país cuando por primera vez se establece un proyecto de Nación moderno: la Revolución en Marcha de Alfonso López Pumarejo.

“El planteamiento de López Pumarejo es construir una Nación capitalista, ubicarla en el campo del desarrollo mundial e inmediatamente reconocer que esa sociedad nueva no puede hacerse sin un desarrollo científico y tecnológico”, explicó el profesor Viviescas.

En este sentido, López Pumarejo refundó la Universidad Nacional de Colombia, como una estrategia clave y estructural de una concepción moderna de Estado, y comprendió que este proyecto de Nación tenía que hacerse sobre la base de un desarrollo urbano cosmopolita y metropolitano. “El campus de la U.N. se convierte en el pivote de desarrollo urbano y urbanístico de la ciudad”, resaltó.

Al respecto, el profesor Montoya aseguró que desde entonces ha permanecido un interés por dirigir el desarrollo urbano de Bogotá y por tratar de responder a la tasa de crecimiento demográfico que por algunos periodos ha sido incontrolable. Sin embargo, también ha estado presente la idea de oponerse a la metropolización.

“Una idea que se repite en todos los planes y los discursos sobre el desarrollo de la ciudad es que no se puede permitir que Bogotá se extiende demasiado. Pero paralelo a esa intención está el fenómeno, es decir, las dinámicas de suelo, expansión económica y demográfica (…) entonces lo que tenemos es una metripolitanización fragmentada, caótica, anárquica y sin coherencia entre el desarrollo de la ciudad central y el de los municipios de la periferia”, indicó.

El problema fundamental, insistió el profesor Viviescas, es que las elites no han cambiado. “Si se analiza en detalle son las mismas familias las que concentran el poder, y este es uno de los mayores problemas de Bogotá: son unas elites muy poco cosmopolitas”, expresó.

No obstante, el profesor Montoya consideró que “la ciudad ha cambiado rápidamente y esas fuerzas ancladas a una ciudad ligada a los valores tradicionales a la Sabana, no van a poder aguantar el empuje de las nuevas fuerzas”. En otras palabras, Bogotá se ha cosmopolitanizado gracias al esfuerzo ciudadano en contra de esas élites políticas, tanto así que el pesimismo que queda reflejado en algunas encuestas de percepción ciudadana podría pensarse como el resultado de un progreso sustantivo que los hace aspirar a muchas cosas más que antes no se podía.

Esta discusión es un preámbulo a lo que se planteará en la Cátedra Bogotá, cuya primera fecha está programada para el 11 de octubre en la Sala Digital de Maloka, con la ponencia “Bogotá en el siglo XXI: el triunfo de la ciudad real”, del profesor Miguel Silva Moyano.

  • *092
    Escrito por Paola Medellín 

    • Etiquetas: Bogotá, Cátedra, ciudad, metrópolis, modernidad, OGU2016, urbano
    • Visitas: 885
    • Calificar:
      0.0/5 Rating (0 votos)