Escudo de la República de Colombia

Bogotá y Medellín tienen el aire más contaminado de Colombia

Publicado el Jueves, 19 Julio 2018, en Destacados, Noticias

La contaminación del aire “no es un problema nuevo, ha generado crisis en los gobiernos y sin duda es una dificultad que afecta a todas las ciudades occidentales. Esto ha estado asociado a sistemas industriales con fuentes energéticas altamente contaminantes y lo más preocupante es que en la actualidad las ciudades no han logrado combatirlo”.

Bogotá. Foto: IEU

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales - IDEAM presentó el “Informe del Estado de la Calidad del Aire en Colombia 2017”, el cual analizó la distribución espacial, temporal y el comportamiento de los contaminantes atmosféricos evaluados en todo el territorio nacional en el 2017 y los cambios en el estado de la calidad del aire presentados en diversas regiones del país.

El informe se realizó una vez obtenidos los datos por el Subsistema de Información sobre Calidad del Aire – SISAIRE, del IDEAM, los cuales fueron generados por las estaciones que hacen parte de los Sistemas de Vigilancia de este y operado por las Autoridades Ambientales.

Según el informe “a diciembre de 2016 el país contaba con 163 estaciones de monitoreo, de las cuales 145 eran fijas y 18 indicativas; mientras que a diciembre de 2017 el total de estaciones de monitoreo fue de 204, de las cuales 166 eran fijas y 38 indicativas, lo que representa un aumento del 25% en el total de estaciones”.

Para la Organización Mundial de la Salud, aproximadamente el 92 % de los habitantes del planeta residen en lugares donde los niveles de calidad del aire no respetan los límites fijados y se precisa urgentemente la adopción rápida de medidas para hacer frente a la contaminación del aire.

Contaminación del aire

El medio ambiente y el debate sobre la calidad del aire ha logrado especial importancia en las agendas urbanas, incluso, entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible se destaca el agua limpia y saneamiento, energía no contaminante, ciudades y comunidades sostenibles, acción por el clima, vida de ecosistemas terrestres, entro otros.

Oscar Alexander Ducuara Falla, subdirector de Calidad del Aire, Auditiva y Visual de la Secretaría de Ambiente de Bogotá, en conversación en el programa Observatorio de Gobierno Urbano, indicó que “en los últimos años las grandes ciudades del país han crecido enormemente en cuanto a lo habitacional, lo poblacional y lo industrial”, lo que ha conllevado a un aumento de la contaminación del aire. “Lo importante es saber cómo controlar esas fuentes de contaminación”, dijo en su momento el funcionario.

De acuerdo al informe, “el contaminante más monitoreado continúa siendo el material particulado menor a diez micras (PM10) con 163 estaciones, que representan un 16% más que en 2016; en segundo lugar, se encuentra el material particulado menor a 2.5 micras (PM2.5) con 89 estaciones, que representan un aumento significativo del 89% con respecto a 2016”.

Así mismo el estudio reveló que de los gases, el ozono ocupa el primer lugar con 54 estaciones, 23% más que en 2016, seguido del dióxido de azufre con 40 estaciones, 29% más que en 2016, el dióxido de nitrógeno con 37 estaciones y el monóxido de carbono con 21; estos dos últimos contaminantes fueron los únicos cuyo monitoreo no amplió su cobertura.

Bogotá y Medellín sufren fuertes índices de contaminación

De acuerdo con este reporte, las mayores concentraciones de PM10 se presentaron en las estaciones Carvajal – Sevillana en Bogotá, Las Américas en Yumbo, Tráfico Centro en Medellín, Molinos en Santa Marta y Éxito San Antonio en Medellín.

Así mismo la investigación demostró que las mayores concentraciones de contaminación se presentaron en las estaciones Tráfico Sur en Sabaneta, Tráfico Centro en Medellín, Carvajal-Sevillana en Bogotá, Universidad Nacional Facultad de Minas en Medellín y Corporación Lasallista en el municipio de Caldas.

Según comento el profesor Miguel Silva Moyano, politólogo de la Universidad Nacional de Bogotá, la contaminación del aire “no es un problema nuevo, ha generado crisis en los gobiernos, sin duda una dificultad que afecta a todas las ciudades occidentales. Esto ha estado asociado a sistemas industriales con fuentes energéticas altamente contaminantes y lo más preocupante es que en la actualidad las ciudades no han logrado combatirlo”.

La contaminación tiene un efecto en el calentamiento global y le resulta muy difícil a las empresas poder combatir este flagelo, ya que no pueden renunciar a estas fuentes energéticas, esto se ve claramente reflejado en el caso del Área Metropolitana del Valle de Aburrá - AMVA. “Las soluciones de la política pública han estado dirigidas fundamentalmente a prevenir y buscar en aquellas fuentes altamente contaminantes y a través de la tecnología poner algunos límites y algunas ciudades han logrado mejorar la contaminación del aire”, dijo Silva.

A esto se suma que, de acuerdo a un reporte del Departamento Nacional de Planeación (DNP) publicado en 2017, “los costos en la salud asociados a la degradación ambiental (contaminación del aire urbano, contaminación del aire interior y las deficiencias en la cobertura de servicios de agua potable, saneamiento básico e higiene) ascienden a $20,7 billones de pesos, equivalentes al 2,6% del Producto Interno Bruto (PIB) del 2015, relacionados con 13.718 muertes y cerca de 98 millones de síntomas y enfermedades”.

Finalmente, este informe advierte que “existen algunas regiones del país que requieren de especial atención, debido a que presentan tendencias preocupantes en cuanto a las concentraciones de contaminantes. El reto consiste en fortalecer cada vez más el monitoreo, contar con datos de calidad y trabajar de manera conjunta con los sectores, para lograr el cumplimiento a futuro de los límites establecidos por la nueva norma”.

  • Escrito por Milton Medina 

    *080

    • Etiquetas: AGU, aire, Bogotá, ciudad, contaminación, Medellín
    • Visitas: 1740
    • Calificar:
      5.0/5 Rating (1 votos)