Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Territorializar el sistema de salud y la protección social en Colombia para disminuir las desigualdades

Audio, Publicado el Domingo, 03 Mayo 2020, en Destacados, Noticias

Frente al escenario que se vive por cuenta de la pandemia del Covid 19 parece claro que no todos los municipios del país tienen la misma capacidad tanto a nivel de infraestructura como de servicios médicos; se presentan serias asimetrías territoriales que ponen en riesgo zonas tradicionalmente marginadas.

Colombia necesitará 575 camas adicionales de cuidados intensivos para lograr atender los pacientes crónicos por COVID-19 / Foto referencial IEU

 

En diálogo con el programa radial Observatorio de Gobierno Urbano de UN Radio (98.5 FM), Mario Hernández Álvarez, médico, Doctor en Historia y profesor del Doctorado en Salud Pública de la Universidad Nacional de Colombia, afirmó que el sistema de salud del país responde a unas lógicas de mercado y competencia que han debilitado la capacidad territorial de respuesta y han aumentado la desigualdad entre diferentes entes territoriales. 

“La pandemia nos está mostrando la desprotección social acumulada en nuestras familias, producto de un mercado que, aunque regulado, ofrece servicios individualizados, excluyentes e inequitativos”, manifestó el académico. 

Según indicó el Doctor Hernández, algunas ciudades como Bogotá y Medellín están asumiendo el liderazgo territorial para integrar a los actores públicos y privados en una red coordinada desde el ente territorial. Sin embargo, esta es una posibilidad que no tienen municipios más pequeños por falta de capacidad y recursos.  

“Tendría que pensarse en regiones, provincias o departamentos de salud, una forma de territorialización que permita responder de la mejor manera al reto que impone la pandemia al sistema de salud”, expresó. Se trata de captar la dinámica del virus en cada uno de los territorios para canalizar y aprovechar al máximo la red hospitalaria con la que se cuenta. “Cada territorio tiene sus particularidades y necesita orientaciones específicas en términos de salud”, agregó. 

Para el profesor Hernández, no es necesario esperar a que pase la crisis por el virus para repensar el sistema de salud y protección social. El estado de emergencia, declarado por el Gobierno Nacional el pasado 17 de marzo para atender la situación, permitiría iniciar una serie de cambios en coordinación con los entes territoriales, articulando los fondos disponibles y teniendo en cuenta los mecanismos que hoy tiene el sistema. 

Este sería el inicio de una reforma estructural, que permita tener “un sistema integrado de protección social territorializado, que incluya los derechos sociales, económicos, culturales y colectivos de manera integrada, pero sobre todo descentralizada, con un modelo de financiación pública”, dijo. 

Para tal fin, explica el profesor, se cuenta con un fondo público de recursos: la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (ADRES), “que puede tener unos administradores territoriales, desde los cuales se puede contratar o mantener con presupuesto a una red pública muy amplia o contratar para complementar con los prestadores privados”.

Esta descentralización también contribuiría a mejorar las condiciones de protección social y bioseguridad del personal de salud, teniendo en cuenta la “precariedad” del gremio. “Más del 60 % de los prestadores tienen contratación informal, a corto plazo, o por órdenes de prestación de servicios de tres meses. En esas condiciones nadie puede trabajar”, advirtió. 

De acuerdo con el médico y Doctor en Historia, la territorialización de la salud es posible en “relativo corto plazo” y es posible con la colaboración de las universidades. En este sentido, resaltó que las universidades regionales han desarrollado una serie de capacidades para apoyar el sistema de salud que pueden ser importantes en medio de la coyuntura. No obstante, “se necesita voluntad política del gobierno para que ocurra esta descentralización”, puntualizó. 

Este escenario pone en evidencia las asimetrías territoriales que se producen no solo entre los municipios del país sino también al interior de las ciudades, con diferencias sustanciales entre sectores de mayores ingresos y sectores de origen informal.

  • *042

    Escrito por Paola Medellín