Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Pobreza extrema, el principal reto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Publicado el Viernes, 01 Febrero 2019, en Destacados, Noticias

Aunque el mundo tiene hoy una reducción en los índices de pobreza extrema, su erradicación sigue siendo todo un desafío.

Foto Juan Carlos Hurtado / Flickr

 

Para la Comisión Económica para América Latina y el Caribe –CEPAL- la pobreza extrema guarda estrecha relación con carencias como la desnutrición, la mortalidad, la falta de educación y de acceso a agua y saneamiento, entre otras; razón por la cual la Agenda 2030 sobre Desarrollo Sostenible de la Organización de Naciones Unidas –ONU- prioriza el fin de la pobreza como uno de los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible –ODS-, encaminado a aliviar las privaciones que afectan la calidad de vida y la satisfacción de necesidades básicas para el desarrollo de la vida en sociedad. En pocas palabras, la pobreza no solo se mide en términos de ingresos de dinero sino en bienestar y acceso a alimentos, agua y servicios de infraestructura básicos.

 

En 2015, el número de personas que vivía en la pobreza extrema era más de 1000 millones menos que en 1990 (Banco Mundial, 2018)

 

Según el reciente Informe de pobreza y la prosperidad compartida (2018) del Banco Mundial en países como India, Nigeria, la República Democrática del Congo, Etiopía y Bangladesh, se encuentra la mitad de la población más pobre del mundo, países que no solo repuntan en este negativo indicador, sino que también crecen y se pueblan aceleradamente. Si bien, se valora la reducción del nivel de pobreza en todo el mundo en un 10 %, sigue preocupando que las tasas de pobreza continúan siendo exageradamente altas y este ODS de fin de la pobreza se ve cada vez más lejano.

 

Más de la mitad de la población extremadamente pobre vive en África al sur del Sahara. (Banco Mundial, 2018)

 

Tasas de pobreza Banco Mundial

 

Algunas soluciones que plantea el Banco Mundial son:

· Distribución equitativa de los beneficios del crecimiento económico entre las regiones y los países.

· Provisión de elementos esenciales de bienestar, como la atención de la salud y el saneamiento.

· Control en el crecimiento de las ciudades.

· Concentración de esfuerzos en África y en los pocos países de otras regiones con tasas de pobreza extrema muy altas. Así como en los     Estados que padecen instituciones débiles y conflictos.

· Verificación de los estándares que miden la pobreza. La línea de USD 1,90 al día podría ser demasiado baja para definir si alguien es pobre en todos los países del mundo; ya que este varía dependiendo de los ingresos de los países.

 

La meta del Banco Mundial es reducir la pobreza extrema a menos del 3 % de la población mundial para el año 2030. (Banco Mundial, 2018)

egativo indicador, sino que también crecen y se pueblan aceleradamente. Si bien, se valora la reducción del nivel de pobreza en todo el mundo en un 10 %, sigue preocupando que las tasas de pobreza continúan siendo exageradamente altas y este ODS de fin de la pobreza se ve cada vez más lejano.
  • *005

    Escrito por Daniela García

    • Etiquetas: AGU, Banco Mundial, desnutrición, ODS, Pobreza, servicios públicos
    • Visitas: 1656
    • Calificar:
      5.0/5 rating 1 vote
    • Compartir en: Bookmark and Share