Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Plataformas de movilidad en América Latina: el reto de una normatividad que se adapte a las nuevas realidades

Audio, Publicado el Domingo, 30 Mayo 2021, en Noticias, Destacados

En México, Chile y Colombia las plataformas de movilidad y transporte como Uber, Cabify y Beet se encuentran en una situación de alegalidad, ante la incapacidad del legislativo de reglamentar un servicio que involucra a los sectores de movilidad, trabajo y tecnología, y cuyos actores principales (los usuarios y conductores) deberían estar en el centro de la discusión.

Plataformas de movilidad en América Latina: el reto de una normatividad que se adapte a las nuevas realidades

 

En diálogo con el programa Observatorio de Gobierno Urbano, de RadioUNAL 98.5 FM, los profesores Alejandro Tirachini (Chile) y Álvaro Rodríguez (Colombia) y el experto en planeación e implementación de proyectos de movilidad urbana, David Escalante (México), presentaron un panorama de las aplicaciones de movilidad y transporte digitales en sus países, en términos de su estado regulatorio, la importancia de su servicio en las ciudades, los problemas con el gremio de los taxistas y el papel de la academia en su tratamiento. 

La situación de alegalidad de las plataformas de movilidad es un común denominador en México, Chile y Colombia. Desde hace varios años se ha intentado regularizar este servicio pero cualquier intento ha sido fallido. 

“Llevamos 5 años y aún no se aprueba una ley de regulación de los servicios de las plataformas de pasajeros. La situación actual es que son alegales pero permitidas”, dijo el profesor Alejandro Tirachini Hernández, académico de Ingeniería Civil de la Universidad de Chile e Investigador del Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería. 

El caso de Colombia es similar. Hace una semanas la comisión sexta de la Cámara de Representantes hundió el proyecto de ley que pretendía reglamentar las plataformas digitales de transporte en el país, por lo que estas aplicaciones siguen funcionando fuera de un marco normativo.  

Según explicó Alvaro Rodríguez, PhD en Ingeniería de Transportes y profesor asistente del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad de los Andes, en esta discusión hay dos grupos económicos del sector privado defendiendo un espacio dentro de un mercado: por un lado el gremio de los taxistas y por el otro, las plataformas digitales que se presentan como un intermediario entre quien tiene un vehículo y está dispuesto a transportar a una o varias personas, y quien necesita movilizarse y está dispuesto a dar una contraprestación por ese viaje. 

“Si vemos las reglas de transporte en Colombia son de los años 90 cuando ni siquiera había llegado internet. No podemos hacer caber las aplicaciones para transporte en vehículos privados como Uber, Beet o Cabify, por eso la pregunta es si más bien la regulación tiene que modernizarse y estar a tono con las necesidades que tenemos hoy en día”, manifestó el profesor Rodríguez.  

David Escalante, ingeniero de Transporte y experto en planeación e implementación de proyectos de movilidad urbana, indicó que en México no ha sido fácil convocar una reglamentación nacional dado que institucionalmente el transporte es responsabilidad de los estados. Por tanto, en este país hay potencialmente 28 regulaciones estatales, a las que se suman normativas a escala municipal. 

“La oferta de servicios de transporte en vehículos particulares también está en aplicaciones como Whatsapp y Facebook, es decir, este tipo de plataformas ya fungen como consolidadores de viajes en grupos. Esto es importante observar porque nos regresa al origen del problema: las personas tienen necesidad de moverse. Adicional a esto, la ley y los mecanismos institucionales casi siempre van atrás de lo que la sociedad y la tecnología van haciendo y eso es algo contra lo que vamos a seguir lidiando”, sostuvo Escalante. 

¿Qué tan importantes son estas plataformas para la movilidad urbana? 

El profesor Rodríguez señaló que en el caso colombiano las plataformas digitales de pasajeros generaron una competencia directa con el sector de los taxistas, que benefició a los usuarios. “En la Universidad de los Andes hicimos una investigación de calificación de aplicaciones como Uber y encontramos que es de 4,4 sobre 5, mientras que la de los taxis es de 3.2. Al final el usuario es el que está recibiendo el beneficio de que haya llegado esta competencia porque ahora los taxis tienen mejor servicio”. 

Para el profesor Tirachini la importancia de estas aplicaciones va creciendo a medida que pasa el tiempo. Se han encargado de un segmento de la población más o menos específico: personas de mayor ingreso, jóvenes, principalmente para viajes con motivo de actividades de ocio y con mayor frecuencia los viernes y sábado en la noche. “Algunas encuestas en Chile muestran que plataformas como Uber han superado en cantidad de viajes diarios al modo taxi. Pero preocupa que le esté ganando espacio el transporte público por todos los atractivos que tienen estas plataformas para hacer algunos tipos específicos de viaje en horarios en los que el transporte público baja su cobertura y frecuencia”, dijo. 

David Escalante señaló que las plataformas son importantes por la producción de externalidades que los vehículos generan y porque empiezan a tener un volumen relevante en las matrices de viajes, de consumo de espacio y de energía. “Hablar de 5 % o 10 % de los viajes es más que la movilidad en bicicleta o incluso en el metro. Diversificando el fenómeno, estas plataformas empiezan a cubrir unos segmentos de viaje que tal vez estaban poco atendidos”, planteó.  

Los expertos coincidieron en que uno de los mayores beneficios es la generación de empleo. Por ejemplo en México el primer intento de normar las plataformas fue desde la perspectiva de los puestos de trabajo que genera y no tanto desde el transporte. Sin embargo, también son fuente de congestión y contaminación. 

Una normatividad a la vanguardia

Los invitados resaltaron la importancia de la investigación del fenómeno desde la academia como soporte para la toma de decisiones de los actores involucrados en la regulación de este servicio.  “Esta regulación debe hacerse para el beneficio de los usuarios, los conductores y la sociedad como un todo”, reiteró el profesor Rodríguez.

“Es bueno tener información independientemente desde las universidades que permitan demostrar los beneficios y los problemas de estas plataformas, poniendo los intereses de la sociedad por delante”, añadió el profesor Tirachini.  

El académico de la Universidad de Chile señaló algunos elementos clave para la regulación de estas plataformas: por un lado, la externalidad del aumento del tráfico, que podría ser atendida de manera eficiente con un cobro por congestión. Por el otro, la importancia de compartir los datos que generan con los tomadores de decisión e incluso con la sociedad en general; y un tercer aspecto, los derechos laborales de los conductores. 

En últimas, aseguró David Escalante se trata de cómo avanzar hacia una normatividad que se adapte de mejor forma a las nuevas realidades. “Es un reto para nuestros países lograr tener un funcionamiento público más ágil y que consiga adaptarse (...) el papel de los gobiernos es fomentar, facilitar y preparar a los actores para esa adaptación”. 

Al caso colombiano el profesor Rodríguez le agregó la necesidad de reformar el sistema de taxis, considerando que “es un servicio público operado por unos privados a los cuales se les ha dado un monopolio gratuito e indefinido por parte del Estado. Es urgente llamarle la atención a los privados para que trabajen en función de prestar un buen servicio”. 

“El futuro es la coexistencia de estos dos sistemas, los taxis y las aplicaciones, el primero mucho más regulado con sus características propias y el segundo más liberalizado con un servicio diferente y más costoso, de tal manera que no haya una competencia desleal”, puntualizó. 

  • *128

    Escrito por Paola Medellín Aranguren

    Las opiniones contenidas en el artículo y el programa no expresan la posición institucional del Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional de Colombia.

    • Etiquetas: Aplicaciones, Beet, Movilidad, Plataformas, Taxis, Transporte, Uber
    • Visitas: 1885
    • Calificar:
      0.0/5 Rating (0 votos)
    • Compartir en: Bookmark and Share