Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Nuevo cuerpo de tránsito de Bogotá ¿Una solución para seguridad o movilidad?

Audio, Publicado el Domingo, 28 Noviembre 2021, en Noticias, Destacados

En Bogotá comenzó a funcionar un nuevo Cuerpo de Agentes Civiles de Tránsito con los objetivos de reforzar la labor de la Policía Nacional y subsanar problemas financieros en el sistema de movilidad de la capital colombiana. En el programa Observatorio de Gobierno Urbano, de Radio UNAL, tres expertos dialogaron sobre los pros y contras de esta medida.

Nuevo cuerpo de tránsito de Bogotá ¿Una solución para seguridad o movilidad?

Con la entrada de este cuerpo se da cumplimiento a la resolución 6781 del 20 de diciembre de 2019 del Ministerio de Defensa, por la cual se adopta la Política de Marco de Convivencia y Seguridad Ciudadana, la cual establece que el Distrito Capital debe realizar el desmonte de la Policía de Tránsito en las vías de la ciudad. 

Según el Subsecretario de Seguridad de Bogotá, Andrés Nieto Ramírez, esta medida se aplica en parte porque la capital sólo cuenta con 16 mil efectivos de 25 mil que se deberían tener. Se está lejos de los estándares internacionales de Naciones Unidas que hablan de 320 policías por cada cien mil habitantes. De allí nace la necesidad de optimizar las funciones de la Policìa para mejorar la seguridad y la convivencia.

Otra óptica de esta medida se da en términos de movilidad, tránsito y transporte. Se busca descongestionar la ciudad y recaudar dinero para el sistema a través del cobro del parqueo en vía, cuya vigilancia es una de las funciones de este nuevo cuerpo. Sin embargo, para el profesor José Stalin Rojas de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia, pareciera que no existiera coordinación. “La Secretaría de Movilidad incentiva el pago de exención del pico y placa, dejando más carros en la vía. Por otro, la administración local busca personal para controlar esta congestión.  Lo más crìtico es que es una buena medida de tránsito y transporte, pero  no de movilidad ”. 

El subsecretario coincide con el profesor Rojas en que la movilidad de la ciudad no se mejora únicamente con la entrada de estos agentes. Para tal fin, hay que pensar en sistemas de transporte multimodales, infraestructura de calidad  y en los actores viales, para tener una estrategìa integral. 

¿Un asunto de seguridad o de movilidad?

Es importante mencionar que de acuerdo a la normativa, las funciones de tránsito desarrolladas por la Policía Nacional en Colombia en los diferentes distritos y ciudades capitales, deben ser desmontadas paulatinamente para reubicar el servicio de estos uniformados en la modalidad de vigilancia. “Estas personas pueden ser reubicadas en los cuadrantes, en las especialidades de seguridad ciudadana, investigación, infancia, adolescencia y otras. De esta manera, se descarga a la Policía de estas actividades para optimizar los números en seguridad y que permitirán unas estrategias de mayor cobertura”, resaltó Nieto. 

“El reto está en cómo se seleccionan estas personas, evitar las malas prácticas como la corrupción y que se cumplan los protocolos de implementación”, consideró Omar Oróstegui, director de Futuros Urbanos.

¿Soluciones al problema financiero de la movilidad bogotana?

Para el profesor Rojas el tema de parqueo en vía está más orientado a recaudar recursos que serían destinados a un sistema de transporte público que está quebrado.  “Este es un elemento más dentro de un conjunto de medidas orientadas a recoger dinero para cerrar el déficit financiero”.

Efectivamente el cobro del parqueo en vía fue concebido como una alternativa para salvar los sistemas de transporte público y afrontar la crisis financiera que tiene la ciudad. “Lo preocupante es que no sabemos si realmente van a quedar recursos que se le puedan transferir al transporte público. Hoy se debe mirar cuál es el costo operativo del recurso humano asociado para el tema del parqueo en vía, la plataforma tecnológica y su montaje”, explicó Oróstegui.

Retos para la ciudad en la transición  de la Policìa a los Agentes Civiles

Actualmente, la ciudad cuenta con dos modelos: uno basado en los agentes de policía y otro en los agentes civiles. La idea es que sea manejado únicamente por los civiles, para lo cual es muy importante que los policías que han venido ejerciendo esa labor transfieran ese conocimiento a las personas que ejecutarán dicha tarea. “Hoy la ciudad destina unos recursos para la Policía de Tránsito, ahora pasarán al cuerpo de civiles” consideró Oróstegui.

Otro reto es en seguridad, pues si bien el aumento de efectivos no es proporcional a la disminución de los delitos, cualquier unidad adicional para las otras especialidades ayuda a que la Policìa cumpla una mejor función. Sin embargo, la seguridad ciudadana es un proceso que debe partir de la convivencia. “Si las personas no se comportan se convierten en un problema de seguridad y ahí es donde el uniformado se desgasta. Por ejemplo, de cada 10 llamadas a la línea de emergencia 123, siete no requieren de la labor del policía sino de un gestor o promotor de convivencia ”, aseveró Nieto. 

Un desafío adicional es que los agentes civiles de tránsito deben ser una autoridad reconocida por los ciudadanos y para ello se debe evitar las prácticas de corrupción. “Los procesos pedagógicos juegan un papel primordial, así como el proceso de selección y entrenamiento. Además, se debe garantizar la continuidad de la medida”  informó el subsecretario.

En conclusión esta medida sólo podrá ser evaluada a la luz de los indicadores en seguridad y tránsito,  que se registren a partir de la fecha de implementación, señaló Oróstegui.

  • *282

    Escirto por Claudia Sánchez

    Las opiniones contenidas en este artículo no expresan la posición institucional del Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional de Colombia