Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Movilidad en el Área Metropolitana de Bucaramanga

Texto, Publicado el Lunes, 16 Noviembre 2020, en Área Metropolitana de Bucaramanga, Destacados, Noticias

El Área Metropolitana de Bucaramanga AMB es la autoridad de transporte metropolitano que fija las tarifas, regula y controla el transporte público terrestre a nivel metropolitano, el cual incluye los servicios de transporte de pasajeros, a nivel masivo, colectivo convencional, mixto e individual en vehículo taxi.

El reto del AMB es integrar física, operacional y tarifariamente los sistemas de transporte público masivo y colectivo urbano / Foto de Johan Triana

 

Por Miller Salas Rondón*
Universidad Industrial de Santander

El crecimiento de los municipios de Bucaramanga, Floridablanca y Girón dio origen a la creación del Área Metropolitana de Bucaramanga (AMB) mediante ordenanza 020 del 15 de diciembre de 1981. Posteriormente, en el año de 1984, la Asamblea de Santander expidió la ordenanza 048 autorizando al Gobernador para formalizar la anexión del municipio de Piedecuesta. El AMB es una entidad administrativa, regida por la Ley 1625 de 2013 (Ley Orgánica de las Áreas metropolitanas), dotada de personería jurídica de derecho público, autonomía administrativa, patrimonio propio, autoridad y régimen administrativo y fiscal especial. 

Dentro de esta Ley, el artículo 7° sobre las funciones de las Áreas Metropolitanas señala en su inciso (n) que se le confiere “Ejercer la función de autoridad de transporte público en el área de su jurisdicción de acuerdo con la ley, las autorizaciones y aprobaciones otorgadas conforme a ella”. Esto permite la creación de la subdirección de transporte, cuyo objetivo general es "administrar la prestación de los servicios de transporte público contribuyendo a mejorar la movilidad y la accesibilidad del usuario de cada una de las modalidades de transporte existentes en el área metropolitana".

¿Cómo funciona la movilidad en el AMB?

El AMB posee una población cercana a 1.170.000 habitantes y alrededor de 750.000 vehículos matriculados de los cuales el 60% son motocicletas. El AMB es la autoridad de transporte metropolitano que fija las tarifas, regula y controla el transporte público terrestre a nivel metropolitano, el cual incluye los servicios de transporte de pasajeros, a nivel masivo, colectivo convencional, mixto e individual en vehículo taxi.

¿Cuáles son los principales retos que afrontan los municipios que integran el AMB?

Aunque existen hechos metropolitanos que buscan disminuir la accidentalidad vial como, por ejemplo, generar una restricción para motociclistas entre las 00:00 y las 4:00 a.m., también se presentan medidas locales que solamente aplican a un solo municipio como es el caso del pico y placa para Bucaramanga o en su momento el pico y placa ambiental. Además, se han presentado medidas como “el día sin carro y sin moto” solo para Bucaramanga. Estas situaciones generan agravios comparativos y representan un reto para que las futuras decisiones en materia de movilidad sean de tipo metropolitano.

Se han realizado pruebas piloto para integrar algunas rutas de transporte público, y por ello se tiene el reto de implantar de manera definitiva la integración física, operacional y tarifaria entre los sistemas de transporte público masivo y colectivo urbano tal que se instituya el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) para Bucaramanga. Al no contar con este SITP, el costo del transporte vulnera a las personas de menores ingresos e incentiva el uso del transporte informal en sus diferentes modalidades.

Cada día el transporte público de pasajeros masivo y colectivo urbano pierde pasajeros (aún más con la COVID-19), ante esta realidad se presenta un déficit de operación, el cual se cubre con una reducción de servicio, esto se logra ampliando frecuencias para reducir costos. El impacto de esta reducción de servicio genera desestimulo en los usuarios quienes por los altos tiempos de espera migran hacia al transporte informal. Esta situación se constituye en un gran reto tanto para el AMB, como para Metrolínea S.A., las empresas transportadoras y cada uno de los gobiernos municipales. Se requiere la implementación de medidas de base tecnológica y crear más carriles exclusivos que fomente el SITP, tal que se recupere la confianza del usuario.

¿Cómo se plantea la integración en los diferentes municipios que conforman el Área Metropolitana en materia de movilidad?

El AMB es administrada por la Junta Metropolitana, conformada por los alcaldes de los cuatro municipios, un representante del Concejo del municipio núcleo, un representante de los demás Concejos Municipales designado entre los Presidentes de las mencionadas corporaciones, un delegado permanente del Gobierno Nacional con derecho a voz, pero sin voto, un representante de las entidades sin ánimo de lucro que tengan su domicilio en el área de su jurisdicción y cuyo objeto principal sea la protección del medio ambiente y los recursos naturales renovables, elegido por ellas mismas. 

El AMB tiene cuatro subdirecciones, de las cuales Planificación (ordenamiento territorial y ejecución de proyectos), Ambiente y Transporte están relacionadas con la movilidad. A través de la ejecución de proyectos estratégicos como la Transversal del Bosque I y II, conexión alterna San Miguel, Transversal Malpaso, Bicicleta como medio de transporte 2019-2030 para el AMB, etc., interactúa con las secretarías de gobierno de los cuatro municipios que la integran.

¿Cuáles han sido los principales problemas en materia de integración del sistema de movilidad en el marco del AMB?

La situación del transporte público en el AMB es compleja, y en los últimos años se evidencia una pérdida gradual de pasajeros tanto en el transporte masivo como en el convencional; por lo tanto, se deben plantear acciones a corto, mediano y largo plazo. Para ello se requiere que el AMB cuente con encuestas Origen-Destino anuales para determinar la demanda de viajes en los diferentes modos y se lleve a cabo la planeación y el control del sistema de transporte público.

A corto plazo se requiere aprovechar los resultados de la prueba piloto realizada para la integración de rutas del transporte público masivo y convencional. Con la información recolectada y el análisis de los resultados obtenidos estructurar técnica, administrativa, jurídica y financieramente la primera fase de implementación del SITP. Esta debe generar acciones para la organización y control del transporte público, tal que se incentive el uso de este.

¿Cuáles son los principales proyectos para la movilidad?

Del Plan de Desarrollo del municipio de Bucaramanga se han formulado programas para reducir el déficit operacional del transporte masivo, y para ello se busca atraer usuarios empleando herramientas digitales, mejorando el confort en los buses (baja o cero emisiones de CO2) y estructurar campañas que estimulen el uso del transporte masivo. Continúa en marcha la promoción y fortalecimiento del uso de la bicicleta como medio de transporte en los municipios que conforman el AMB y en Bucaramanga continúa la prueba piloto del sistema público de bicicletas.

¿Quién tiene la mayor incidencia en términos de movilidad? 

El municipio núcleo del AMB es el que tiene mayor incidencia en movilidad y es el único que posee la medida de pico y placa para gestionar la demanda de vehículos que circulan por la ciudad. Las autoridades de tránsito de cada municipio ejecutan sus planes viales, señalización y control de los semáforos. Así mismo regulan la movilidad de peatones, pasajeros, conductores de todo tipo de vehículos con agentes de tránsito quienes realizan actuaciones y procedimientos para sancionar a infractores a través de comparendos.

Por otra parte, el AMB es la institución debidamente autorizada para generar los Informes Únicos de Infracciones del Transporte a las diferentes empresas de transporte público masivo, colectivo convencional y taxis. Para el transporte de carga la autoridad en materia de regulación sigue siendo el Ministerio de Transporte, sin embargo, la dirección de Tránsito de Bucaramanga les establece restricciones de circulación por algunos corredores viales urbanos en horas pico.

  • 213

    *Profesor de la Escuela de Ingeniería Civil de la Universidad Industrial de Santander. Ingeniero Civil, Doctor en Gestión del Territorio e Infraestructuras del Transporte de la Universidad Politécnica de Cataluña de Barcelona-España.

    Las opiniones contenidas en este artículo no expresan la posición institucional del Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional de Colombia.