Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Intermodalidad, el principal reto de las ciudades para promover el uso de la bicicleta

Audio, Publicado el Lunes, 08 Junio 2020, en Noticias, Destacados

A propósito del Día Mundial de la Bicicleta, analizamos en el programa Observatorio de Gobierno Urbano, de UN Radio 98.5FM, las políticas que se han implementado en las ciudades colombianas para promover el uso de este medio de transporte. 

3 de junio, Día Mundial de la Bicicleta / Foto IEU

 

De acuerdo con el Índice Global de Ciudades de Bicicleta (2019), Bogotá, Cali y Medellín son las ciudades colombianas con mayor porcentaje en el uso de la bicicleta como medio de transporte. La capital del país es la ciudad en Latinoamérica con mayor número de ciclorrutas, con más de 410 kilómetros (kms). 

Germán Prieto, profesor del Programa de Especialización en Gerencia del Transporte de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, explicó que el uso de la bicicleta ha tenido un crecimiento constante en los últimos 20 años. En 1999, el 0.5 % de los viajes en Bogotá se hacía en bicicleta, para 2019 esta cifra se ubicó entre el 8 y 9 % y se espera que en el 2020 llegue al 10 %. “Es decir, más de 1 de cada 10 viajes se hacen en bicicleta, esto es mucho si pensamos que son más desplazamientos que en taxi o en moto, y que son más del doble de los viajes que vamos a hacer en la primera línea del metro”, dijo.

Para Henry Martín, ex subsecretario de Movilidad Sostenible y Seguridad Vial de Cali, la bicicleta está logrando cada día mayor protagonismo en la movilidad de las ciudades. Prueba de ello es que Bogotá está construyendo 80 kilómetros adicionales de cicloruta; Cali 57 km y Medellín 50 km. “Es una muy buena oportunidad para que la bicicleta se tome las ciudades y ayude a resolver otros problemas como la salud de la población y la contaminación”, expresó. 

Para cumplir con el propósito de la Ley 1811 de 2016, de incentivar el uso de la bicicleta como medio principal para desplazarse en todo el territorio nacional, las administraciones locales tienen el reto de articular la bicicleta con el sistema de transporte público. Según el profesor Prieto, “en general es poco lo que se ha hecho para permitir que alguien que viaja en bicicleta pueda transbordarse a un bus; son pocas las ciudades que han tenido experiencias exitosas en la implementación de bicicletas públicas”, señaló. 

Un sistema de transporte público intermodal, que incluya medios sostenibles como la bicicleta e integre otros modos como el bicitaxi, es una necesidad en Colombia especialmente para efectos de solucionar problemas de movilidad de última milla. 

A pesar de los avances, que se han podido acentuar con la pandemia, persisten problemas como la seguridad física y vial, y la falta de cultura ciudadana por parte de los actores en la vía. En primer lugar, aseguró el profesor Prieto, hace falta un esfuerzo coordinado a nivel nacional, e incluso a nivel latinoamericano, para trabajar en la inteligencia policial que permita la desarticulación de las bandas dedicadas al robo de bicicletas. 

En segundo lugar, el académico resaltó la importancia de que los peatones, motos, vehículos particulares y transporte público, respeten el espacio de la bicicleta y contribuyan a la movilidad de la ciudad, evitando congestión y contaminación. “El incremento en el uso de la bicicleta genera un círculo virtuoso, es decir, entre más ciclistas hay, más visibles somos para el conductor de carro y por lo tanto más cuidadosos son”, manifestó. 

La pandemia puede ser vista como una oportunidad para impulsar aún más la bicicleta: disminuye las posibilidades de contagio, mejora el tiempo de desplazamiento, reduce los niveles de contaminación y contribuye a la salud física y mental de la población.  “Es un reto para quienes trabajamos en la movilidad sostenible y sobre todo para las alcaldías y entidades territoriales en su implementación”, sostuvo Henry Martín.  

También contribuye a romper  los mitos urbanos en torno al uso de la bicicleta, entre ellos, la idea de que solo sirve a personas jóvenes, especialmente hombres, y de bajo estrato socioeconómico “Estos son temas que hay que ir desmontando y generando las facilidades para ello; la clave es promover el uso de la bicicleta en quienes aún no lo han hecho, aprovechando las oportunidades que da el confinamiento por la pandemia”, puntualizó Germán Prieto. 

“Montarnos en la bicicleta es una deuda de política pública y en especial de voluntad política; ahora que se están aprobando los planes de desarrollo esperamos que la bicicleta haya sido uno de los protagonistas”, enfatizó Martín. 

  • *066

    Escrito por Paola Medellín

    • Visitas: 2581
    • Calificar:
      4.7/5 Rating (3 votos)
    • Compartir en: Bookmark and Share