Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Fiestas y carnavales en medio de pandemia, una oportunidad para reflexionar sobre su mercantilización y politización

Audio, Publicado el Martes, 03 Noviembre 2020, en Destacados, Noticias

Los cerca de 4 mil festivales, carnavales, fiestas patronales y productivas que tiene Colombia están en jaque por la pandemia. Frente a la imposibilidad de reunirse en el espacio público buscan alternativas para su realización a través de medios digitales.

Carnaval de Barranquilla / Foto Alcaldía de Barranquilla

 

En el programa Observatorio de Gobierno Urbano, de UNAL Radio 98.5 FM analizamos la situación de estas celebraciones y eventos culturales en el marco de la crisis que ha generado la Covid-19. Carnavales como el de Barranquilla, Pasto y Riosucio, y Ferias como la de Cali y Manizales, no podrán realizarse de manera tradicional. Se habla de la posibilidad de llevarlas a cabo a través de la virtualidad, como ya se ha venido haciendo con otras actividades culturales. 

Los profesores Aura Patricia Orozco (Uniminuto), Danny Armando González (Universidad del Atlántico), Jorge Enrique Londoño y Germán Zarama (Universidad Nacional de Colombia) coincidieron en que la pandemia dejó en evidencia la inequidad económica y social del país, y los viejos problemas del sector cultural en relación a las políticas públicas y a la falta de presupuesto. 

“Quienes portan y son gestores de los carnavales y fiestas son las personas y comunidades que hoy no están en las mejores condiciones socioeconómicas; además, desde las políticas públicas el sector cultura es el que menos presupuesto tiene”, dijo la profesora Aura Patricia Orozco, especialista en el campo de la comunicación, educación y cultura. 

“La cultura en general ha sido sometida a vaivenes y situaciones económicas complejas, pero es importante recalcar que la comunidad siempre ha hecho sus manifestaciones culturales a pesar de las circunstancias; incluso en momentos de violencia se han mantenido las fiestas porque son consideradas como un elemento de integración, encuentro y participación ciudadana”, resaltó Jorge Enrique Londoño profesor del Instituto de Estudios en Comunicación y Cultura - IECO de la Universidad Nacional de Colombia. 

No obstante, los académicos destacaron que gracias a la creatividad, capacidad de innovación y persistencia de los hacedores, portadores y gestores se ha venido rediseñando la puesta en escena de algunas expresiones culturales. 

“En este momento hay una profusión de eventos realizados de manera virtual y eso muestra el deseo de las comunidades y colectivos por seguir trabajando. Hay un gran impulso por parte de la gente desde la creación, organización y gestión”, dijo Danny González, profesor investigador de la Cátedra de Estudios Visuales y Audiovisuales en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad del Atlántico. Radio Carnavales

Según manifestaron los académicos, la pandemia ha permitido un momento de reflexión y análisis sobre la mercantilización y competitividad que están envolviendo las fiestas culturales en contraposición de su esencia popular y tradicional. 

“Este es un tiempo de profunda reflexividad y oportunidad para pensar si los carnavales requieren ir por el camino de la espectacularización o volvemos a la esencia de las fiestas, que son el taller de familia, el juego y el disfrute en la plaza”, señaló la profesora Orozco. 

Al mismo tiempo, esta situación “ha generado un encuentro entre quienes investigan y son hacedores del carnaval” con el fin de mantener viva la cultura, destacó el profesor Londoño. 

Desde hace unos meses se creó la Red Colombia Festiva, “como una forma de entender que la fiesta no es la fiesta por sí misma, sino una necesidad espiritual y humana; es volver la vida más alegre y menos rutinaria”, expresó Germán Zarama Vásquez, profesor e investigador del Instituto de Estudios en Comunicación y Cultura - IECO de la Universidad Nacional de Colombia.

Allí se analizan, entre otras cosas, los riesgos y amenazas de las fiestas culturales frente a la comercialización y la “politiquería”, y se han presentado artistas de todas la regiones para darse a conocer. 

“La fiesta en contexto de pandemia ha permitido crear otras posibilidades y ha ratificado la necesidad humana de comunicarnos y salir adelante, de no pensar que la fiesta está supeditada al dinero, sino que es un ADN de construcción social, humana y espiritual”, consideró el profesor Zarama. 

En ese contexto se tiene previsto para los días 18, 19 y 20 de noviembre una reflexión sobre fiesta y carnaval, “en el que se piensa discutir la patrimonialización y mercantilización de las fiestas, carnavales y celebraciones populares”, puntualizó el académico.  

 
 
 
 
  • *198

    Escrito por Paola Medellín 

    Las opiniones contenidas en el artículo y el programa no expresan la posición institucional del Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional de Colombia.