Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Bogotá y Manizales ¿Cómo vamos en pobreza, vivienda, educación y seguridad?

Texto, Publicado el Domingo, 21 Agosto 2022, en Divulgación académica, Destacados

Los directores de los programas Cómo Vamos de Bogotá, Manizales y la Red Colombiana de Ciudades Cómo Vamos dialogaron en el programa Observatorio de Gobierno Urbano de Radio UNAL sobre los resultados del  Informe de Calidad de Vida 2021 en relación con los temas de pobreza, vivienda, educación y seguridad.

Bogotá y Manizales ¿Cómo vamos en pobreza, vivienda, educación y seguridad?

Daniel Hurtado Cano, director de Manizales Cómo Vamos y Felipe Mariño Cifuentes, director de Bogotá Cómo Vamos, señalaron que estos son los datos más recientes y corresponden al 2021, año en el que comenzaba la reactivación, tras la pandemia de Covid 19.

Según el primero“en el caso de Manizales el informe tuvo la particularidad de hacer el análisis desde una perspectiva del Derecho a la Ciudad, que busca la realización de los derechos humanos en el territorio y permite la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Nueva Agenda Urbana de manera efectiva” 

Para el caso de Bogotá el informe 'indica que en el 2021 se registró el inicio de la recuperación económica de la ciudad posterior a la crisis provocada por la emergencia del Covid 19. Sin embargo, contrasta con la brecha que mantiene a Bogotá como la ciudad más desigual del país”.

Pobreza

En ambos casos los informes se concentraron en la pobreza multidimensional, indicador que compone líneas como la pobreza monetaria o la pobreza monetaria extrema. En la multidimensional se incorporan las dimensiones de educación, infancia, alimentación  y los diferentes accesos que tienen los ciudadanos a bienes y servicios.

“Desde 2018 se venía incrementando este índice y tuvimos una recuperación en 2021, cerrando en 5.7%. Parte de esa recuperación podemos verla en la reducción de índices de desnutrición aguda. Sin embargo, hay muchos niños fuera del sistema educativo. Otro punto a tener en cuenta es el incremento de la población venezolana, que pasó de 38 mil en 2016 a 393.000 en 2021. Además, 7 de cada 10 personas están por debajo de la línea de pobreza monetaria”, indicó Mariño. 

Por su parte, Hurtado afirmó que en su región la pobreza no  se calculó para ciudad, sino para el departamento de Caldas. “Se calculó el doble de lo que existe para Bogotá en 2021, nuestro índice de pobreza multidimensional estuvo en 11.5%. Cuando se desagrega nos damos cuenta que el índice golpea con mayor fuerza a la población que vive en la ruralidad y a la niñez particularmente en el rezago escolar. Además tres de cada 10 personas están por debajo de la pobreza monetaria y seis de cada 10 en inseguridad alimentaria”.

A su turno, Diego Maldonado, Director de la Red Ciudades Cómo Vamos, expresó que  evaluaron el índice de progreso social, porque el desempeño económico por sí solo no explica la calidad de vida de las personas. “Eso implica que la mirada de la pobreza extrema no es suficiente para  entender cómo viven las personas sino qué se necesita una mirada multisectorial. En términos de pobreza muchas de las ciudades se mantienen en la situación de 2019”.

Índice habitacional

Antes de la pandemia, en Bogotá el déficit habitacional era del 10.5%. El mayor peso en este indicador recae en el déficit cualitativo relacionado con la calidad de la vivienda y su entorno. “En el 2020, el déficit crece al 12.7%, en el 2021 regresamos al nivel de 2019 (10.5%), pero en ese entonces el déficit cualitativo estaba en 9.4%. En el 2021 cerró en 9%”, comentó Mariño. 

De acuerdo con los datos de Manizales, en el 2018 aproximadamente había 136 mil hogares de los cuales 22 mil tenían algún tipo de carencia. “Los datos de 2021 muestran que el déficit continúa relativamente estable. Tres de cada 10 viviendas de interés social o prioritario no se construyen con los planteamientos cualitativos” destacó Hurtado.

Para ,Maldonado, hay que tener en cuenta un tema muy importante y es el de las brechas. “En el país hay dos grandes grupos de territorios, en uno están Medellin, Bogotá, Caldas y Risaralda con un déficit debajo del 20 por ciento. En el otro están Vichada, San Andrés Guainía y Chocó, con un déficit por encima del 80%. Esto afecta más a la población rural”. 

Educación

Bogotá tiene un gran reto en términos de disminución de la deserción escolar o población por fuera del sistema, especialmente entre los 5 y 16 años. “Es en la educación media donde después de la pandemia tuvimos más deserciones. En el 2017 era de 66 mil personas y tuvimos un incremento a 101.000 en el 2021. La educación es un servicio fundamental para la calidad de vida”, aclaró Mariño.

Antes de la pandemia, en Manizales la matrícula era de 82 mil estudiantes y en 2021 la matrícula total entre privado y público era inferior a 50 mil. “En mi ciudad hay mayor satisfacción frente a la educación superior que a la básica y media. De cada cinco estudiantes matriculados en educación básica y media, uno lo hace en el sector privado y cuatro en el público. Pero cuando se compara en función del logro educativo, evaluado en las pruebas saber 11, allí se mantiene la brecha, porque la mayor parte estudia en lo público, pero los mejores resultados se obtienen en lo privado”.

Según Maldonado la pandemia jugó un papel importante porque hubo una modificación en la forma como se impartían las clases. “En 15 ciudades de Colombia, en las cuales están Bogota y Manizales, tanto en lectura crítica como en inglés hubo una disminución de cinco puntos en las pruebas saber. Esto se debe a que debemos ver el tema desde tres perspectivas: acceso, calidad y conexión con otro tipo de dinámicas del desarrollo de las ciudades”.  

Seguridad

El homicidio es el indicador por excelencia de la seguridad. En 2021 hubo 14.4 homicidios por cada cien mil habitantes y en  lo que va del 2022 hay disminución en Bogotá. La idea es dejar la tabla en un dígito. “Los hurtos son otras condiciones por las cuales se crea una percepción de inseguridad. Según la encuesta virtual Mi voz mi ciudad, los hurtos y los homicidios son los que más inciden en esta percepción. Pero los datos que se tienen dependen de la denuncia de los ciudadanos” aclaró Mariño. 

En el caso de Manizales las noticias son muy positivas porque se confirma la tendencia a la baja en la tasa de homicidios. “Cuando se mira a nivel de comuna tiene diferentes visos. Los homicidios se dan con mayor frecuencia en población joven de 18 a 28 años. Otro tema,  es el delito sexual que se sitúa en 48%. El llamado a la ciudadanía es a denunciar porque eso es lo que se reporta”, aseguró Hurtado.   

Hay unos esfuerzos importantes en términos de reducción de las cifras de homicidios y de hurtos en Bogotá y Manizales. Pero hay ciudades como Jumbo Cali y Quibdó en donde los indicadores son opuestos, concluyó Maldonado.

  • *191

    Realizada por: Claudia Sánchez Rivera y Milton Medina Ángel

    Las opiniones contenidas en este artículo no expresan la posición institucional del Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional de Colombia.

    • Etiquetas: Bogotá, Educación, Manizales, Pobreza, Seguridad, Vivienda
    • Visitas: 782
    • Calificar:
      0.0/5 Rating (0 votos)
    • Compartir en: Bookmark and Share