Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Área Metropolitana de Cúcuta, una movilidad binacional

Texto, Publicado el Lunes, 22 Marzo 2021, en Área Metropolitana de Cúcuta, Noticias, Destacados

El Área Metropolitana de Cúcuta es una de las pocas que no cuenta con  transporte público masivo organizado, por lo que se presentan problemas con el transporte público informal, reconocido en el territorio como “colectivos piratas”; desorganización de las once empresas que operan en la zona; e inexistencia de paraderos para el transporte público que brinden confort, seguridad, organización del servicio y mejoren las condiciones de uso y experiencia de los habitantes.

Foto Alcaldía de Cúcuta

 

Por Javier Alberto Mariño Diaz*
Universidad Francisco de Paula Santander

Antes de abordar la importancia que tiene la movilidad en el Área Metropolitana de Cúcuta es necesario retomar sus inicios en el siglo pasado, cuando la conectividad de nuestro territorio era más viable y frecuente con el resto del mundo que con el interior del país. Lo anterior, en respuesta al funcionamiento de la línea del ferrocarril de Cúcuta y posteriormente a la posturas de los modelos de desarrollo que se formularon en los ochenta, en concordancia con la construcción del “programa global para el cambio” por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas, enfocado en el desarrollo sostenible de los territorios. 

Este nuevo reto de carácter global tuvo una aplicabilidad favorable en los territorios del país, especialmente en aquellos de carácter fronterizo, con movilidad binacional, como es el caso de la ciudad de San José de Cúcuta. Posteriormente se impulsó la creación de las diferentes áreas metropolitanas del territorio nacional, dando origen al Área Metropolitana de Cúcuta (AMC), que fue creada mediante ordenanza No. 40 del 3 de enero del año 1991, y puesta en funcionamiento por el decreto 508 del 3 de julio de 1991.

Esta Área Metropolitana está conformada por el municipio núcleo central San José de Cúcuta, la histórica Villa del Rosario, Los Patios, El Zulia, San Cayetano y Puerto Santander. Cabe mencionar que por su carácter fronterizo se vinculan intangiblemente (carácter no formal) a esta área los municipios de la República Bolivariana de Venezuela, San Antonio del Táchira y Ureña, con una relación directa con el municipio núcleo y, más al norte con la Fría y San Juan de Colón, aunque esta relación territorial no presenta inclusión de unidad política.

Funciones y dinámicas afrontadas por el AMC

El AMC es dirigida por la junta metropolitana y dentro de ella se encuentra el subdirector de transporte y valorización, cuyas funciones se enfocan en aplicar lo establecido en el Decreto 176 de enero de 2001 (por el cual se establecen las obligaciones de las Empresas de Transporte Público Terrestre Automotor, se determina el régimen de sanciones y se dictan otras disposiciones); además de fijar los derechos de los servicios de transporte que se presentan, aprobar la operatividad de la movilidad del transporte terrestre metropolitano; y, entre otros, realizar los debidos estudios técnicos de transporte para la modernización de la movilidad. 

El Área Metropolitana de Cúcuta, según los resultados del Censo de 2018, presenta 944.938 habitantes, proyectando para junio del año 2020 en 1.032.024 habitantes. Es necesario tener en cuenta el hecho urbano del crecimiento acelerado de la población a razón del fenómeno de la migración que obedece casi al 10 %. Por lo tanto, este porcentaje de población migrante representa una complejidad y dificultad en la recolección y definición de la data que impacta directamente al territorio. 

Esta dinámica fronteriza, además del proceso de migración producto de las condiciones y problemáticas internas de Venezuela, ha determinado la presencia de más de 30 mil vehículos venezolanos en el AMC, de los cuales la mayoría entran de manera ilegal, es decir, bajo el acceso mediante las trochas presentes en el borde fronterizo del territorio. Desde esta perspectiva, es importante recordar que en el mes de agosto del año 2015, el vecino país implementó el cierre total de sus fronteras con Colombia, lo que incrementó la población, la informalidad y el parque automotor en el territorio, teniendo en cuenta que para el año 2019, según las estadísticas reportadas para el AMC, hay más de 80 mil vehículos, con aproximadamente 8 mil taxis censados en Cúcuta, Villa del Rosario, Los Patios, Puerto Santander, el Zulia y San Cayetano, más un promedio de 200 mil motos.

Transporte público desactualizado

En Colombia, el Área Metropolitana de Cúcuta es uno de los pocos territorios que no cuenta con un transporte masivo organizado. Por esta razón, se presentan diferentes problemáticas, entre las cuales se destaca el transporte público informal, reconocido en el territorio como “colectivos piratas”; desorganización de las once empresas de transporte público que operan en el territorio; e inexistencia de paraderos para el transporte público que brinden confort, seguridad, organización del servicio y mejoren las condiciones de uso y de experiencia de los habitantes. 

Otra de las problemáticas se encuentra representada en la lenta e inconclusa propuesta de unificación de las empresas de transporte, en la cual se prevé la creación de carriles preferenciales, las adecuaciones físico-espaciales y materiales necesarias; así como la actualización del parque automotor público; siendo estas consideraciones importantes para el fortalecimiento de la movilidad desde el ámbito de la prestación del servicio público para el Área Metropolitana de Cúcuta.

A pesar de que el AMC cuenta con una localización y unas características geográficas que le otorgan beneficios en materia de conectividad, a través de valores agregados como la cercanía y la conexión entre sus municipios, es evidente que aunque durante los últimos años se han presentado proyectos para el mejoramiento de la infraestructura vial del departamento de Norte de Santander, se sigue visualizando el regular o mal estado de las vías rurales. Esta situación se presenta como una problemática o falencia que deriva efectos negativos con respecto a los territorios en materia de movilidad de bienes, servicios y personas, lo que afecta directamente los componentes social, económico, cultural y ambiental.

Desde el núcleo metropolitano de rutas tangibles e intangibles 

Si bien las once empresas de transporte público del Área Metropolitana de Cúcuta cuentan con diferentes rutas, no cubren a todos los sectores de la capital. Desde su núcleo articulador, la ciudad de San José de Cúcuta se destaca por la falencia o ausencia de prestación de servicio de transporte en lugares como la comuna 10, destacando barrios como Alfonso López, Santander, Camilo Torres y la Circunvalación, entre otros, con lo cual alrededor de 10 mil habitantes no cuentan con el servicio de transporte público; este hecho también se ve reflejado en la situación de las nuevas unidades habitacionales proyectadas para la ciudad, en donde no se contempló la movilidad como un factor determinante.

Es importante recordar que la movilidad del Área Metropolitana de Cúcuta se ha transformado por el carácter limítrofe y fronterizo binacional con Venezuela. Antes del cierre de la frontera, el AMC se proyectaba hacia una dinámica regional binacional en respuesta al constante intercambio entre las movilidades del Área Metropolitana y el Estado Táchira. Sin dejar a un lado el creciente número de rutas no oficiales (trochas), que demuestran que aunque existan cierres políticos entre países vecinos (cierre de fronteras físicas), siempre habrá una conexión y una movilidad que dé respuesta a las necesidades sociales, culturales y económicas de la población.



Escenario cartográfico de la movilidad formal e informal del territorial del Área Metropolitana de Cúcuta.
Fuente: Elaboración propia a partir de ARGIS.
  • *Arquitecto. Magister en construcción. Magister (c) en Ordenamiento Territorial. Grupo de Investigación DLab, Universidad Francisco de Paula Santander.

    055

    Las opiniones contenidas en el artículo no expresan la posición institucional del Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional de Colombia.