Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

¿En qué va la renovación urbana de Bogotá?

Texto, Publicado el Thursday, 05 September 2019, en Participación en prensa, Divulgación académica, Destacados

A propósito de la discusión del Plan de Ordenamiento Territorial de Bogotá, la profesora Yency Contreras del Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional, escribió un artículo para Razón Pública en el que explica cómo le ha ido a la renovación urbana en la ciudad.

Foto IEU

 

Aunque todos los planes de ordenamiento territorial en Bogotá se han propuesto la renovación de las zonas deterioradas, estos planes se han quedado en el aire. ¿Por qué?

¿Renovación para Bogotá?

Hace diecinueve años, se expidió el primer Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de Bogotá, y hace cuarenta años se adoptó el Acuerdo 7 de 1979. Ambas normas buscaron promover la “renovación” o “rehabilitación” de zonas deterioradas de la ciudad y con potencial de densificación.

Hoy, Bogotá cuenta con pocos ejemplos exitosos de “renovación” o “rehabilitación”. Aunque la ciudad es una de las más densas del mundo, esta densificación es desigual por zonas y se ha dado, sobre todo, en áreas de desarrollos de origen informal, desprovistas de los soportes públicos necesarios (como movilidad, espacio público, equipamientos, etc.).

Por eso, la discusión de un nuevo POT hace pertinente evaluar en qué va la renovación urbana de Bogotá. Para comenzar, es importante distinguir dos tipos de renovación urbana:

  • La que pretende reactivar la apropiación social, económica e inmobiliaria y el re-uso de edificaciones -es decir, la revitalización-;

  • La operación buldócer, que consiste en “tumbar y volver a hacer” -es decir, reurbanización de grandes áreas-.

Hasta ahora, Bogotá se ha densificado sobre todo a través de esa segunda forma de “renovación”, pero predio a predio, por ejemplo, tumbando una casa y construyendo un edificio. Esa estrategia, que en este artículo llamaré “cambio de patrón”, a menudo se acompaña de procesos de gentrificación, es decir, de expulsión de los moradores actuales para promover usos más rentables y atractivos para personas de mayores ingresos.

Lea el artículo completo en razonpublica.com